Opinión

Comunicado del afectado sobre la sentencia que condena a pagar a los Nazaríes y la Junta Central de Fiestas

Señala que no era moroso, al estar exento del pago de la cuota, y que trató de evitar en todo momento la vía judicial

Comunicado del afectado sobre la noticia publicada en diversos medios de comunicación relativa a la sentencia del Tribunal Supremo con la que se condena solidariamente a la Junta Central de Fiestas y la Comparsa Moros Nazaríes de Villena a pagar una indemnización por vulneración de su derecho fundamental al honor y a la protección de datos de carácter personal:

En relación a la publicación de la noticia realizada por distintos medios de comunicación a nivel local y nacional relativa a la Sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo n.º 900/2021, de fecha 21 de diciembre de 2021, con la que se ha condenado solidariamente a la Junta Central de Fiestas y la Comparsa Moros Nazaríes de Villena a pagar una indemnización por importe de 5.000 Euros a un festero por vulneración de su derecho fundamental al honor y a la protección de datos de carácter personal, como afectado por presentarme como supuesto socio moroso que no había pagado la cuota de la comparsa, me veo obligado a realizar el presente comunicado para que la noticia no sea sesgada, y todos los ciudadanos puedan tener un conocimiento completo de lo sucedido:

1º.- El que suscribe estaba exento de pago de la cuota de la Comparsa Moros Nazaríes de Villena al tener reconocida por resolución administrativa firme una incapacidad permanente total para profesión habitual, y ello de conformidad con el artículo 30 del Reglamento de Régimen Interior de esa Comparsa que reconocía expresamente la exención de pago de cuotas a los jubilados y a los socios que tuvieran declarada administrativamente la situación de gran invalidez o invalidez permanente total para el ejercicio de cualquier profesión, los cuales solo tenían que satisfacer la anualidad por aportación de patrimonio según ese mismo artículo.

2º.- De los años 2008 a 2010, y amparado en esta exención contemplada en el Reglamento de Régimen Interior de la Comparsa de Moros Nazaríes de Villena, puesto que justifiqué que era beneficiario de la misma, solo pagué religiosamente la anualidad correspondiente a la aportación a patrimonio.

3º.- A raíz de unos hechos que derivaron en un proceso penal en el que se vio afectado un familiar directo del entonces Presidente de la Comparsa, y en el que fui absuelto por Sentencia firme, se modificó ese artículo 30 del Reglamento de Régimen Interior de la Comparsa de Moros Nazaríes para suprimir esa exención de pago de la cuota de la que era beneficiario, y siempre he pensado que eso se hizo intencionadamente como una especie de venganza o represalia personal por haber sido absuelto por los Tribunales de Justicia.

4º.- La Comparsa Moros Nazaríes de Villena nunca me notificó en legal forma esa modificación del Reglamento de Régimen Interior, y seguí pagando las aportaciones a patrimonio de los años 2011, 2012 y 2013 como lo había estado haciendo desde el año 2008, sin embargo, en el año 2013 se me dijo verbalmente que estaba expulsado de la Comparsa por no haber pagado la cuota cuando tampoco recibí ninguna notificación en legal forma de la supuesta baja o expulsión, y ya no se me dejó desfilar con la Comparsa porque no se tramitó mi seguro a la Junta Central de Fiestas que es la que se encarga de su gestión. Por ello, aunque en el año 2013 pagué la aportación a patrimonio, ya no se me dejó desfilar en las fiestas de moros y cristianos.

5º.- El que suscribe remitió a la Comparsa Moros Nazaríes de Villena un burofax en fecha 6 de febrero de 2013 y una carta certificada el día 23 de abril de 2013, solicitando información sobre si estaba expulsado o dado de baja al no haber recibido notificación, y exponiendo los motivos por los cuales estimaba que esa reforma del Reglamento de Régimen Interior solo se podía aplicar a los nuevos socios, y no se podía aplicar retroactivamente a los socios que ya habían ganado el derecho a no pagar la cuota amparándome en diversas normas legales como el artículo 9.3 de la Constitución Española. A pesar de que tanto el burofax como la carta certificada fueron debidamente entregados a la Comparsa nunca se dignaron en responderme guardando un total silencio sobre los argumentos que les exponía.

6º.- Desilusionado y desanimado con todo lo que había pasado, y por no haber tenido contestación por la Comparsa al burofax y la carta certificada que había enviado, dejé pasar el tiempo hasta que en el año 2017, cuatro años después, quise apuntarme a la Comparsa de Ballesteros de Villena, y cual fue mi sorpresa cuando después de comprarme el traje completo, desde la junta directiva de la Comparsa se me dijo que no podía desfilar en las fiestas porque la Junta Central de Fiestas lo impedía porque aparecía como supuesto socio moroso en su registro por comunicación realizada por la Comparsa Moros Nazaríes de Villena en fecha 17 de junio de 2015, es decir, varios años después de que ya no estuviera desfilando con esa Comparsa y estuviera supuestamente expulsado o dado de baja.



7º.- Al enterarme de este hecho del que no tenía conocimiento porque no sabía que la Comparsa Moros Nazaríes podía comunicar a la Junta Central de Fiestas datos personales relativos a una supuesta deuda que yo estimaba inexistente en base a unos argumentos expuestos hasta en dos escritos que nunca fueron contestados ni rebatidos, el día 9 de marzo de 2017 presenté un tercer escrito ante la Comparsa de Moros Nazaríes de Villena con el que a raíz de este incidente le solicitaba que de forma urgente procedieran a comunicar a la Junta Central de Fiestas que no tenía la condición de socio moroso a los efectos de que pudiera inscribirme como socio saliente en la Comparsa de Ballesteros, y ello con la advertencia expresa de que para el caso de que no lo hicieran en el plazo máximo de diez días procedería a iniciar las acciones judiciales pertinentes para reclamar todos los graves daños y perjuicios ocasionados a mi derecho fundamental al honor al presentarme públicamente como moroso ante la Junta Central de Fiestas cuando estimaba que no lo era.

Este tercer escrito, igual que sucedió con el burofax y la carta certificada, tuvieron el silencio por respuesta, y la Comparsa no se dignó ni tan siquiera en contestarme.

8º.- Ante la falta de respuesta de la Comparsa Moros Nazaríes de Villena a mis tres escritos, y tras haber consultado varias veces a la Junta Central de Fiestas informándome la misma que seguía apareciendo en su registro la comunicación como supuesto socio moroso, el día 28 de agosto de 2017 tuve una reunión personal con el entonces Presidente de la Junta Central de Fiestas de Villena en su sede a la que también asistió mi Letrado, para que interviniera para mediar y dar una solución amistosa al problema evitando la vía judicial, con el fin de que eliminaran todos los datos que obraban en su registro como supuesto moroso y pudiera desfilar en fiestas, y debido a que el entonces Presidente de la Junta Central de Fiestas me dijo que no podía hacer nada y que no podía desfilar en las fiestas del año 2017 si la Comparsa Moros Nazaríes no eliminaba esa comunicación, ese mismo día presenté en el registro de la Junta Central de Fiestas un escrito donde explicaba todo lo sucedido negando la existencia de la supuesta deuda, y aportando el burofax, la carta certificada y el escrito que había presentado en la Comparsa Moros Nazaríes de Villena y que no habían sido contestados.

En ese mismo escrito también explicaba con detalle todos los motivos por los cuales estimaba que no tenía ninguna supuesta deuda, e incluso hacía constar que esa supuesta deuda por mi negada de ser cierta estaría prescrita después del tiempo transcurrido porque nunca fue reclamada por lo que no podían mantenerme inscrito como supuesto moroso, y les solicita que de forma urgente eliminaran por completo esos datos erróneos de su registro, y que tramitaran el seguro para que pudiera desfilar en las fiestas del año 2017 con la Comparsa de Ballesteros, haciendo de nuevo la advertencia expresa de que para el caso que no lo hicieran procedería a reclamar a la Junta Central de Fiestas y la Comparsa Moros Nazaríes de Villena todos los graves daños y perjuicios ocasionados a mi derecho fundamental al honor.

Este escrito nunca fue contestado por la Junta Central de Fiestas, y no pude desfilar en las fiestas de moros y cristianos del año 2017 con la Comparsa de Ballesteros.

9º.- Debido a que ni la Comparsa de Moros Nazaríes de Villena contestó a ninguno de mis tres escritos, ni la Junta Central de Fiestas contestó a mi escrito presentado el día 28 de agosto de 2017, y constatando que seguían apareciendo mis datos personales como supuesto socio moroso en el registro de la Junta Central de Fiestas, ante su total y absoluta pasividad me vi totalmente obligado a iniciar la vía judicial para poder desfilar en fiestas con la Comparsa de Ballesteros, porque de no haberla iniciado quedaba totalmente desterrado de por vida y nunca jamás hubiera podido desfilar en las fiestas de Villena porque ni tan siquiera se sabía hasta cuando iba a aparecer inscrito en el registro de la Junta Central como supuesto moroso, cuando curiosamente hasta los delitos más graves llegan a prescribir.



10º.- Por todo lo expuesto, el que suscribe nunca tuvo la condición de moroso porque expuse mis argumentos para seguir amparado en una exención recogida en el Reglamento de Régimen Interior de la Comparsa, y esos argumentos que hacían la supuesta deuda cuanto menos controvertida nunca fueron ni contestados, ni rebatidos, y de hecho, la Comparsa Moros Nazaríes nunca me reclamó la supuesta deuda ni extrajudicialmente, ni ante los Tribunales de Justicia, y debido a que ni la Comparsa ni la Junta Central de Fiestas contestaron mis escritos, ni atendieron mis peticiones para que eliminaran mis datos personales de su registro como supuesto socio moroso ni tan siquiera después de la reunión personal que tuve con el entonces Presidente de la Junta Central de Fiestas en su sede acompañado de mi Letrado, me vi totalmente obligado en defensa de mis derechos fundamentales a iniciar la vía judicial que en todo momento traté de evitar, y por ello ahora después de muchos años de lucha el Tribunal Supremo me ha dado la razón reconociendo la vulneración de mi derecho fundamental al honor y a la protección de datos de carácter personal por la ilegal actuación en la que incurrieron tanto la Comparsa Moros Nazaríes como la Junta Central de Fiestas de Villena.

Con este comunicado solo espero que la ciudadanía de Villena y la opinión pública en general tenga un conocimiento completo de todo sucedido, que conozca que hice todo lo posible para evitar la vía judicial, y que pueda entender con todos los elementos de juicio necesarios la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo.

(Votos: 30 Promedio: 4.7)

5 comentarios

  1. Me quito el sombrero ante usted. Ha tenido los cojones bien puestos, y a pesar de que la norma de comunicar a la Junta Central de Fiestas por parte de las Comparsas la morosidad de sus socios, para que no puedan desfilar en otras comparsas debiendo en otra, me parece que usted relata perfectamente que cumplía una norma que los Nazaríes no debían haber violado ni haber aplicado de manera retroactiva. Es más, me atrevo a decir gritando que debería haber pedido no 5000€, sino 10 o 15 veces más tanto a su Comparsa como a la Junta Central por haber infringido normas y leyes que están por encima de Reglamentos Internos, y haber doblegado a los pésimos gestores que en su momento gestionaban tanto los Nazaríes como la Junta Central, además de los pésimos asesores legales que tanto Comparsa como Junta Central tuvieran en su defensa. ¡¡¡Bravo, bravo y bravo!!! Con la ley en la mano ha defendido su honor y la LEY (en mayúsculas).

  2. Como puedes ver ‘TONI’, yo también puedo ser un tostón; pues con este ya son tres los comentarios que envío.Piensa, cualquiera de nosotros puede serlo en alguna ocasión. Lo que no me llegó a explicar es que si un texto «un tostón» lo leas hasta el final. Allá tú.
    Por otra parte, antes de que algunos Nazaríes me lancen los perros, decir que me parece correcto que alguien luche por sus derechos. No rompo lanza por nadie, pero le doy mi enhorabuena por haber luchado, y ganado, por lo que creía. No voy, ni ápice, en contra de una comparsa a la que pertenecí durante 40 años, desde la niñez, pero si me da no sé qué que se haya tenido que llegar a que sean los tribunales los que decidan lo que bien se podía haber solucionado con respeto y delante de una buena cerveza. He dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba