Economía

Conceptos Básicos de Criptomonedas para Empresarios e Inversores

A medida que las criptomonedas se vuelven más conocidas, los empresarios e inversores han empezado a notar un mundo más allá del Bitcoin (la primera moneda virtual y la más popular del momento).

La tecnología detrás del Bitcoin, la cadena de bloques, ha creado avances disruptivos en un gran número de industrias, yendo desde la atención médica hasta los bienes raíces.


En este artículo conocerás los conceptos fundamentales de las divisas virtuales, la cadena de bloques y los últimos desarrollos que cualquier empresario debe saber para navegar en este nuevo ambiente.


Fundamentos de la Cadena de Bloques

Para entender el mundo de las criptomonedas, es crucial comprender los fundamentos de la cadena de bloques.


En palabras sencillas, la cadena de bloques es un registro público que se encuentra distribuido simultáneamente en varias computadoras.

La información se encuentra organizada en bloques conectados que forman una cadena. Dichos bloques vienen protegidos por criptografía.

La información de la cadena de bloques es inmodificable, por lo que cualquier cambio queda registrado como una transacción adicional que origina un nuevo bloque que entra a formar parte de la cadena. Gracias a las anteriores características, con la cadena de bloques es posible asignar responsabilidades y llevar un registro preciso de las transacciones.

Además, las tecnologías criptográficas protegen la privacidad de la información importante. Dado que el registro es público, se garantiza que cada transacción sea precisa y se ajuste a la realidad.

La naturaleza de este sistema no basado en la confianza, donde la información es pública y descentralizada (no le pertenece a una sola entidad ni computadora), es lo que hace que las criptomonedas sean posibles.

En el caso del Bitcoin existe una cantidad fija de monedas (por lo tanto, no hay inflación) y el precio depende de la demanda de los usuarios y la especulación de los inversores.

Clases de Criptomonedas

La tecnología de la cadena de bloques ha dado lugar a cientos de criptomonedas, las cuales son más rápidas y tienen menos comisiones que el Bitcoin.

La palabra coin (moneda en inglés) se popularizó por el nombre Bitcoin. No obstante, el término más apropiado para las unidades de valor en la cadena de bloques es token.

Existen varias clases de tokens, siendo el bitcoin un token de divisas. Eso significa que su único propósito en la cadena de bloques es servir como depósito de valor electrónico.

Tokens de Divisas

El Bitcoin es la primera moneda descentralizada sin respaldo gubernamental que se usa ampliamente para compras online. En sus primeras etapas, las transacciones con Bitcoins involucraban servicios web como hosting y dominios, aunque el alcance ha crecido rápidamente hasta abarcar compras en sitios reconocidos, como Microsoft y Expedia.

Sin embargo, hay otros tokens de divisas que han ganado popularidad en los últimos años, incluyendo:

Litecoin

Creada en 2011, Litecoin fue una de las primeras variedades del Bitcoin con tecnología casi idéntica.

La principal diferencia yace en el algoritmo, ya que el Litecoin puede procesar transacciones más rápido que el Bitcoin (2,5 minutos por bloque en lugar de 10 minutos).

Ripple (XRP)

Ripple es una moneda virtual creada en 2012 que promete: "transacciones financieras de cualquier volumen globales, seguras, instantáneas, casi gratis y sin contra cargos".

Esta criptomoneda fue creada por Ripple Labs Inc., y hace las veces de una plataforma de intercambio de divisas y una red de envíos de remesas. Ripple ganó una amplia atención en la industria bancaria, y el consecuente interés público la convirtió en la segunda divisa más grande por capitalización de mercado en septiembre de 2018.

Además de su función como criptomoneda, el token XRP tiene otros usos propuestos, como recargas de telefonía móvil y millas de viajero frecuente.

Ethereum (ETH)

Lanzada en 2014, Ethereum fue la primera gran innovación en la cadena de bloques más allá de los tokens de divisas. Esta moneda aprovechó la tecnología del registro público para crear contratos inteligentes.

En pocas palabras, Ethereum dio lugar a una tecnología que permite el intercambio de muchas más cosas aparte de divisas. Entre los usos prácticos de dicha tecnología están el suministro de energía, el almacenamiento en la nube y funciones relacionadas con los videojuegos.

Más de 3000 ĐApps (aplicaciones descentralizadas) han sido creadas en Ethereum, aunque la mayoría aún se encuentra en desarrollo por errores y problemas de adaptabilidad.

No obstante, Ethereum se ha convertido en una moneda popular, por lo que está disponible en todas las plataformas de intercambio licenciadas.

Bitcoin Cash (BCH)

En 2017, un grupo de desarrolladores creó un fork del Bitcoin, lo que significa que tomaron el código original y lo mejoraron para crear un nuevo token de divisas.

Esta actividad es completamente legal dado que el Bitcoin es una tecnología de fuente abierta, es decir, su código está disponible en Internet para que cualquier persona lo use.

Gracias a distintas mejoras, Bitcoin Cash es una nueva divisa más rápida y barata que el Bitcoin.

Cabe mencionar que el Bitcoin Cash, junto con todos los demás tokens, reciben la denominación de Altcoins (un término que significa: cualquier moneda, excepto el Bitcoin).

Otras Clases de Token

Aunque casi toda la atención recae sobre los tokens de divisas, la cadena de bloques es una industria de rápido crecimiento con muchas otras clases de tokens:

Tokens de Utilidad

Los tokens de utilidad son los que se venden durante una ICO (Oferta Inicial de Monedas, por su sigla en inglés) para financiar el desarrollo de una cadena de bloques. Los inversores adquieren estos tokens porque creen en el potencial de un proyecto particular. En grandes cantidades, los tokens de utilidad sirven para obtener servicios en la cadena de bloques y ejercer derechos de votación.

Tokens de Valores

Mientras los tokens de utilidad ofrecen funciones dentro de la cadena de bloques, los tokens de valores son similares a las acciones en el sentido de que son evidencia de propiedad.

Al igual que algunas acciones, los tokens de valores experimentan fluctuaciones de precios e incluso pagan dividendos.

Trading de Criptomonedas

La manera más fácil de hacer trading con los tokens de divisas más populares es mediante plataformas de intercambio que permitan depósitos con transferencia bancaria.

Otra forma extendida de realizar trading de criptodivisas es a través de CFDs. Los CFDs (contratos por diferencias) son instrumentos derivados que crean contratos entre traders y brokers. En lugar de adquirir divisas virtuales, un trader compra CFDs de criptomonedas en un bróker online. De esa manera, puede recibir (o pagar) la diferencia de precios del activo subyacente entre el presente y un momento del futuro.

Conclusión

A pesar de que el Bitcoin es la criptomoneda más popular, solo representa una parte de la actividad en la industria de la cadena de bloques.

Además del Bitcoin existen muchos otros tokens de divisas, como Litecoin, Ripple, Ethereum y Bitcoin Cash.

Para hacer trading con estos activos, puedes comprar divisas virtuales en plataformas de intercambio o adquirir CFDs.

Ten en cuenta que el entorno de inversión de criptomonedas sigue siendo extremadamente volátil, por lo que debes realizar una investigación profunda antes de hacer trading.

Aun así, la incertidumbre económica que prevalece en el mundo presenta escenarios que aumentan el interés en las inversiones en criptomonedas, y se espera que la tendencia siga creciendo.


[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba