Cartas al Director

Denuncia vecinal por los locales de jóvenes de la calle Parrales

“Los vecinos hemos llamado varias veces a la patrulla de policía para ponerles en conocimiento de la situación, porque estamos hartos”

Nos dirigimos a todo el pueblo de Villena y en especial a su ayuntamiento, para que conozcan cuál es la situación que tenemos los vecinos de una calle que hasta hace unos meses era tranquila y limpia.

Se trata de la calle Parrales, paralela a la Avda. Constitución, y desde hace unos meses los vecinos venimos viviendo unas situaciones muy desagradables por parte de varios locales de jóvenes que hay en la misma. En concreto un local situado en el nº 17 de la calle a la altura de la salida del parking del supermercado Consum, se trata de una casa en situación de semiabandono, que su dueño ha alquilado a un grupo de jóvenes la mayoría menores de edad, que no tienen conocimiento de cuáles son las normas mínimas de convivencia. Los vecinos estamos soportando que día sí y día también nos orinen en las puertas de nuestras casas, en alguna ocasión han llegado hasta a defecar.

Con la llegada del verano, las vacaciones y las altas temperaturas han tomado la calle como su lugar de reunión, llegando a ocupar las dos aceras que tiene esta calle con sillones y sentados en las mismas, haciendo que cualquier persona que vaya andando por la acera tenga que bajar a la calzada y que cuando pasa un coche apenas puede hacerlo porque la calle es estrecha y ni se molestan en subir los pies para que no se los pisen, y si se te ocurre llamarles la atención te increpan diciendo: “si te sobra sitio para pasar que no llevas un camión” y otras lindeces varias.

Desconocemos cuál es el aforo máximo de este local porque como ya les he dicho es una casa vieja semiabandonada, pero puedo asegurarles que lo superan con creces, ya que entran y salen jóvenes a toda hora, se salen a la calle y les da lo mismo hablar, cantar o gritar sea la hora que sea, les da lo mismo, y mientras tanto los vecinos no podemos ni escuchar la televisión, ni conciliar el sueño. Nos dejan latas de cerveza, refrescos, los envases de las hamburguesas, servilletas, bolsas, tenedores de plástico, tirados en la acera o en las repisas de las ventanas sin molestarse ni de tirarlo a una bolsa de basura.

Esta es una calle de las de toda la vida, de las que cada mañana salen las mujeres a rociar y a barrer los portales de sus viviendas y nos molesta mucho la suciedad que nos dejan en las puertas y en las rejas de las ventanas de nuestras casas.

Los vecinos hemos llamado varias veces a la patrulla de policía para ponerles en conocimiento de la situación, porque estamos hartos de estos comportamientos, hartos de tener nuestros portales como letrinas, hartos de las malas contestaciones, hartos de su arrogancia y su chulería, hartos de tener nuestra calle como un vertedero, llena de suciedad y malos olores, y también estamos preocupados porque no sabemos si este local cumple con unos mínimos de seguridad, si  tiene o no  un seguro de responsabilidad civil en el caso de que ocurra cualquier accidente, porque hay casas al lado donde viven personas

No entendemos por qué cualquier local de fiestas tiene que pasar por una normativa y ser adaptado para cumplir esta normativa que garantice unos mínimos de seguridad y aforo, mientras se permite que este tipo de locales se alquilen por gente menor de edad y que todo esté permitido. Esperemos que no pase nada malo pero no quiero ni imaginar que ocurriría si se prendiese fuego, pues está dividido en dos y la parte de arriba es una auténtica ratonera.

Con estas palabras los vecinos queremos poner en conocimiento de nuestro ayuntamiento cuál es la situación que tenemos en la actualidad, y que pongan los medios necesarios para controlar este tipo de locales, sabemos que los jóvenes tienen derecho a divertirse pues tienen edad para ello y al no tener una oferta de ocio en la ciudad recurren a este tipo de locales para reunirse y pasar su tiempo libre, pero  los vecinos necesitamos vivir y descansar y que nuestras casas estén limpias como han estado siempre.

Por: Vecinos de la calle Parrales

(Votos: 16 Promedio: 4.4)

7 comentarios

  1. Estimados vecinos, si cifran su confianza en la policía o el Ayuntamiento, esperen sentados para no cansarse. Llevamos el mismo problema en la calle Coronel Selva más de 10 años, con más 50 denuncias, llamadas infinitas a las autoridades y reuniones con el ayuntamiento. No se ha hecho nada!!! Seguimos igual o peor porque tienen inmunidad! En modo informativo, los individuos que se comportan de forma incivilizada, son hijos y sobrinos de funcionarios tanto en el ayuntamiento y las autoridades. Y como padres prefieren que las fiestas, el ruido y la mierda la hagan en otro sitio y no en casa.
    Dice el dicho: “vete a correr al monte.” Aquí es: “vete a atormentar a otro y no a nosotros.”

  2. Pues los vecinos de la calle Cervantes tenemos tambien un problema parecido, pero debido a la tienda de Pica Pica 24 horas que congrega a muchos jóvenes a distintas horas de la noche, en busca de sus productos, permaneciendo en la calle cantando, gritando, dando voces y ensuciando lo todo, y no dejando dormir a los vecinos
    Cuando llamamos a la policía, viene les llama la atención y se va, continuando el jaleo.
    Parece que son muchos los lugares conflictivos en nuestra ciudad. Desde luego no nos sentimos apoyados por las autoridades, ni por la policía ni por los políticos. Algunos ya se están pensando en dar alguna respuesta por las bravas en vista del poco caso que nos hacen aquellos que deberían velar por nuestros derechos.
    n

  3. Cuando los jóvenes hacen caso omiso a los requerimientos de los vecinos, lo más efectivo es una llamada telefónica a la propiedad del local a la hora q sea, q sufra lo mismo q los vecinos q no pueden dormir.
    El local debe reunir las condiciones establecidas en la ordenanza municipal y estar dado de alta como local de ocio.

    1. Nos sumamos a las mismas quejas calle Capitán López Tarruella local sótano anteriormente ya denunciado al igual que los demás multitud de llamadas a Policía Local y quejas al Ayuntamiento actual y anteriores tanto por los locales como por el exceso de ruido y suciedad de las terraza y botellón en las escaleras de la Iglesia de Santiago.
      Ni P…. caso.

  4. Yo también he sufrido en mis carnes los ruidos de los locales de jóvenes.

    Y puedo decir desde mi experiencia que, después de hablar con el Ayuntamiento, guardia civil, policía, incluso con los propietarios del local, nadie nos hizo ni caso. La policía venía cada vez que les llamábamos, pero los muchachos y muchachas se escondían y no abrían, o bajaban el volumen de la música, para inmediatamente volverlo a subir.

    En general son jóvenes que en su casa no le han enseñado educación. Nadie dice que no se puedan juntar con sus amigos, pero el ruido que hacen y la mierda que dejan en la calle es demasiado.

    Que asco de jóvenes sin educación, que asco de padres que no educan, que asco de propietarios de los locales que les dan igual las quejas, que asco de Ayuntamiento que te reúnes con el para tratar el asunto y te prometen una solución y no mueven un músculo por los afectados. Aquí todo vale en nombre de la fiesta. Y preparaos que ahora vienen las super fiestas de Villena, eso sí que es el todo vale.

    Suerte porque nadie hará nada para solucionaros el problema. Lo siento pero es la pura realidad.

  5. En Villena existe una ordenanza municipal específica de los locales juveniles.
    Echarle un ojo ya que podéis reclamarle a la autoridad (ayuntamiento, policía, etc) el cumplimiento de la misma al propietario del local.
    En el artículo 5, apartado 3, indica que es obligatoria para todo local de este tipo de uso. Y en el título II explica que deben cumplir unos mínimos de condiciones de seguridades técnicas (que seguro no cumple).
    Os adjunto la norma mencionada.
    https://www.villena.es/wp-content/uploads/2014/10/OrdenanzaMunicipal-Reguladora-de-los-Locales-Juveniles-y-L%E2%80%A6.pdf
    «El incumplimiento de cualquier ordenanza municipal será responsabilidad del titular del local»
    Espero que le sirva de ayuda.

  6. Gracias Periódico de Villena, la tranquilidad ha vuelto a la calle Parrales 17. Gracias a todos, el propietario a tomado cartas al asunto y los menores de edad han abandonado el local dejando la paz que todos necesitamos. Que agusto se está ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba