Sociedad

Denuncian la situación a la que se enfrentan los enfermos de Alzheimer ante el “inminente cierre de centros”

La federación de asociaciones de Alzheimer considera el cierre como “una verdadera catástrofe para enfermos y familiares”

Debido a las últimas resoluciones y recomendaciones publicadas por la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Sanitat, desde la Federación Valenciana de Familiares de Enfermos de Alzheimer (FEVAFA) queremos denunciar la extremadamente grave situación a la que se enfrentan nuestros usuarios y sus familiares ante el inminente cierre de centros y unidades de respiro.

De nuevo, todo parece indicar que nos vemos abocados a una situación muy similar a la que se vivió el pasado mes de marzo, que significó una enorme catástrofe para enfermos y familiares y que esperábamos no volver a vivir.

En su día ya denunciamos las fatídicas consecuencias que el cierre de centros estaba teniendo en los enfermos de alzheimer y sus familias. Ahora, del mismo modo, nos vemos obligados a volver a incidir en que un nuevo cierre podría ser fatal.

Este nuevo cierre de centros y unidades de respiro producirá una aceleración de la enfermedad (como ya se comprobó durante el confinamiento), una desestructuración familiar entre enfermos y sus familiares (que deberán convertirse en cuidadores) y una ruptura radical con las rutinas de los enfermos (que son fundamentales para su orientación durante el día a día y que llevará consigo una mayor agresividad y un mayor descontrol emocional).

Por contra, los centros proporcionan un entorno adecuado y seguro, donde los enfermos reciben esas terapias tan necesarias para ellos, desahogando al mismo tiempo la carga a sus familiares.

El cierre de los centros de día y unidades de respiro es, por tanto, una malísima noticia y una verdadera catástrofe para enfermos y familiares, y desde FEVAFA creemos que decisiones como esta deberían, al menos, consultarse con todas las partes perjudicadas (enfermos, familiares y trabajadores de los centros).

En la Federación creemos firmemente que en estos momentos (sin un confinamiento total), con comercios, hostelería y colegios abiertos, el cierre de los centros no implica la eliminación al 100% de los riesgos de contagio, pero si, por contra, un 100% de perjuicios graves en enfermos y familiares.

Por esa razón, FEVAFA quiere denunciar esta situación, instando a las administraciones públicas a que rectifiquen en sus resoluciones y recomendaciones sucesivas, evitando o retrasando al máximo el cierre de centros y unidades de respiro.




[Total:2    Promedio:3/5]
Etiquetas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba