Medio Ambiente

El Alto Vinalopó, la comarca más perjudicada por el nuevo Plan Hidrológico del Júcar

Ayuntamiento y regantes, de la mano para intentar cambiar la propuesta mediante alegaciones

Los ediles Francisco Iniesta y Andrés Martínez han comparecido para explicar las alegaciones que el ayuntamiento de Villena ha presentado al nuevo Plan Hidrológico del Júcar, cuya formulación inicial pone en riesgo la viabilidad de la agricultura en nuestra comarca, tal y como se denuncia desde la recién constituida Plataforma por el Futuro de la Agricultura.

Dichas alegaciones giran en torno a cinco cuestiones, la primera de ellas vital para nuestros acuíferos: que se maximice el aprovechamiento de recursos en otras comarcas y se creen nuevas infraestructuras para abastecimiento y regadío, especialmente en la costa, instando a potenciar el uso de las desaladoras y del agua del trasvase Júcar-Vinalopó para reducir las extracciones de los acuíferos, limitándolas solo a los usuarios del Alto Vinalopó.

También se pide “aumentar el control sobre las extracciones”, que actualmente solo alcanza al 35% de las mismas –las realizadas por las comunidades de regantes–, ampliándolas a los pozos privados y todo tipo de concesiones.

Además, y puesto que hay acuíferos compartidos entre las demarcaciones del Júcar y el Segura, se pide “corresponsabilidad”, es decir, que la “normativa, acuerdos y exigencias respecto al uso de los acuíferos sea la misma para ambas Confederaciones Hidrográficas”.

Exención de costes del trasvase Júcar-Vinalopó

Sin duda, una de las más importantes es que la afecta a los costes de las infraestructuras del trasvase Júcar-Vinalopó, que deben asumir los regantes con un incremento en el precio del agua. Sin embargo, los regantes del Alto Vinalopó estaban exentos de ese incremento hasta ahora, algo que desaparece en el nuevo plan, lo que “convertiría en inviables muchas explotaciones agrícolas de nuestra comarca”.

Ese incremento de costes, unido al de otros productos, como la electricidad, afectaría a muchos productores de nuestra zona, que durante años “han cedido agua para su aprovechamiento en el Medio y bajo Vinalopó y en la costa. Si se hizo el trasvase fue, precisamente, para dejar de usar el agua del Alto Vinalopó y permitir la recarga de sus acuíferos, y sin embargo se les quiere hacer pagar ahora por un agua que no quieren utilizar, porque deben ser otros regantes de otras zonas quienes la usen”, matizaba Iniesta.



De este modo, “Villena va a seguir insistiendo unas reivindicaciones que lleva años manteniendo e irá de la mano de los regantes y la nueva plataforma a defender sus intereses donde haga falta”, añadía el edil, que se mostraba esperanzando en que “la Confederación Hidrográfica del Júcar y la Dirección General del Agua vean que nuestras propuestas son de sentido común y deben ser escuchadas y tenidas en cuenta”.

(Votos: 4 Promedio: 3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba