Economía

El equipo de gobierno presenta su proyecto de espacio coworking para la pirámide de la plaza

Dados los plazos, será el próximo gobierno municipal el que finalmente decidirá si este proyecto se lleva a cabo o no

El alcalde y la edil de Desarrollo Económico, Esther Esquembre, han dado a conocer el proyecto preparado desde el ayuntamiento para convertir la pirámide de la plaza en un espacio de coworking, una iniciativa que sin embargo, y dados los plazos, quedará en manos del gobierno que salga elegido de las urnas en mayo.

Los Verdes entienden, por un lado, que la pirámide no es el espacio ideal para otras iniciativas, como el traslado de la biblioteca de la Paz, para la que buscan otra ubicación, y al mismo tiempo, consideran necesario impulsar un uso público de dichas instalaciones, asumiendo la pirámide como un espacio emblemático e ideal para esos fines.

Para la edil, el objetivo pasa por “crear una comunidad de talento y generar conexiones entre los nuevos emprendedores que surjan en la ciudad, facilitándoles la puesta en marcha de sus proyectos y acompañándoles mediante asesoramiento en los primeros años de vida de sus empresas”. Además, el espacio contaría con una sala de fija para charlas y conferencias a usar por el Gabinete de Desarrollo Económico y podría seguir albergando las reuniones de colectivos como el Foro Económico y Social y grupos empresariales como Becoop o BNI.

Tras conocer y analizar diversas propuestas en otras ciudades, el ayuntamiento apuesta por desarrollar el espacio y licitar su explotación a una empresa, que sería la encargada de prestar el asesoramiento y la formación a los profesionales que se instalen en la pirámide, hasta un máximo de 36. La planta baja contaría con una recepción, cafetería y puntos de encuentro, la primera con una sala de formación para 50 personas, la segunda con los espacios de trabajo y diversas salas de reunión, la tercera sería usada por el Foro y los colectivos antes citados y la cúspide, cuarta planta, sería un pequeño espacio de esparcimiento y relajación.

Tanto alcalde como edil señalaban que “esto no es una ocurrencia ahora que vienen elecciones, sino un proyecto en el que se viene trabajando dos años tras comprobar que una de las necesidades de la ciudad es retener el talento y evitar que nuestros jóvenes tengan que salir a otras ciudades para desarrollar sus ideas”. No obstante, admitían que dados los plazos –hay que concluir el proyecto arquitectónico y después sacar a licitación tanto la obra como la gestión del espacio–, será el próximo gobierno municipal el que finalmente decidirá si este proyecto se lleva a cabo o no.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba