Viéndolas pasar

Ha Parido la Abuela

Socorrida expresión popular. Por si las cosas no estaban ya lo suficientemente cargadas, va la abuela y pare. Claro que me refiero al Estatuto catalán, ¿prefieren que hable del valenciano? ¡Cómo que no le afecta! Ahí es nada, a pocas horas del parto hispano-catalán, llega Plá y hace saltar por los aires el consenso del Estatuto valenciano. ¿Casualidad? ¡Vamos hombre! Ignorantes puede que seamos, gilipollas no (con perdón)
No quiero ser apocalíptico en esta columna, ya se sabe que los que están negociando nuestro futuro así denominan a los que pensamos que el Estatuto catalán significa una ruptura de España, y mucho menos quiero hablar de la desaparición de España. A título personal o de forma conformista, como Vds. quieran, pienso que mientras haya una sóla persona que se sienta española en su casa, esa seguirá siendo España.

Por la parte que me toca, en cuanto a intereses digo, porque esta es otra, al final de lo que se habla es de intereses, de dinero en otras palabras y los sentimientos no son más que el envoltorio, vamos a decir las cosas como son y no como nos quieren hacer creer que son. Pues como decía, por la parte que me toca, mientras el acuerdo con Cataluña no afecte, no reste ningún tipo de ventaja para mi comunidad autónoma, la valenciana aclaro, pues pueden hacer con el Estatuto lo que les venga en gana, que yo no tengo que implorar a nadie que sea mi hermano ni mi amigo, si no quiere serlo, él se lo pierde.

Pero me toca las narices que por el interés de unos pocos, seamos capaces de vendernos nosotros mismos, y lo que ha hecho Plá, el del PSOE-PSPV, no es otra cosa más que un nuevo gesto de sumisión, camuflado bajo el pretexto de “democracia participativa para las minorías” pero no cuela, ya ha actuado demasiadas veces de esta forma y se le ve venir a la legua. Ya no voy a hablar de España, que también, pero en la Comunidad Valenciana necesitamos a personas que luchen por ella, por nosotros, que la engrandezcan y no a personas como Plá que más parece que primero mira a Madrid y a Barcelona y después, como los “alguaciles” taurinos, entrega el trofeo que le indica la Presidencia. Y es que el tema de las minorías parlamentarias sería para tratarlo en profundidad y hasta plantearse el sistema electoral porque, esto que vivimos en España, incluyendo a Cataluña, es consecuencia de, nada más y nada menos, que aproximadamente el 2% del capricho de todos los que votamos. Pero así es nuestro sistema electoral, da igual lo que queramos 10, 20 o 40 millones de españoles, basta unos centenares de miles de separatistas catalanes para que el resto traguemos sapos a su antojo porque, como decía el separatista Rovira, ellos tienen la llave que permite a Zapatero gobernar y como aquí la valentía brilla por su ausencia, nos encontramos que en lugar de anticipar unas elecciones, con tal de permanecer en la poltrona, somos capaces de pactar hasta con el demonio.

3.000 millones de euros es el compromiso de inversiones que ha arrancado el Estatuto a Zapatero, mientras tanto, ya que hablo de zapateros, nuestra industria se desploma y los zapateros de verdad, los que cortan, desviran o aparan se van al paro porque no hay inversión para crear una alternativa industrial y por tanto, laboral para nuestros vecinos. No soy apocalíptico, sólo digo que 3000 millones de euros son 500.000.000.000 de pesetas, ¡menudo pelotazo, oye! Con su pan se lo coma el Sr. Plá.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba