Fútbol

¿Hacia dónde va el Valencia CF?

Ni los más viejos del lugar pueden llegar a recordar una etapa tranquila y sin altibajos en el seno del cuadro valencianista

Ni los más viejos del lugar pueden llegar a recordar una etapa tranquila y sin altibajos en el seno del cuadro valencianista. De hecho en los últimos años el equipo de Mestalla es todo un polvorín tanto deportivamente como socialmente.

Basta con observar mediante el código promocional luckia el rendimiento de los últimos encuentros del equipo Che ara poder descifrar de un modo sencillo todos los problemas y desencuentros que han llevado al Valencia CF a un punto muy peliagudo.

La llegada de Peter Lim ha sido simplemente devastadora para un club que necesitaba el espaldarazo de una presidencia convencido y amante del equipo Che. A día de hoy no se sabe a ciencia cierta si el dueño del Valencia Peter Lim le gusta el fútbol o simplemente es un negocio al que quiere sacarle la máxima rentabilidad.

Lo que está claro que sus últimas decisiones parecen ser más propias de una empresa que una entidad deportiva. La rescisión de los contratos de Parejo, Coquelin o Ferrán Torres parece ser que responde ha hecho de sanear cuentas por la indisposición que ofrece la pandemia.

Sanear las cuentas y tener un club que no esté al borde de la quiebra es prioritario para el dueño del Valencia CF pero ¿ y el lado deportivo? El club che ha de clasificarse para la Champions si pretende generar buenos ingresos y con ello acometer buenos fichajes.

Este año no parece que vaya a ser el deseado por todos en materia deportiva, la crisis institucional se manifiesta con una gran crisis de los aficionados que no desean ni entienden la gestión de club. Temen que pueda perderse y no poder recuperarse.

Los aficionados están hatos, no entiende las decisiones y no son explicadas, esto ha hecho que la masa social este muy descontenta y no vea las cosas claras. Exigen un Valencia por y para los valencianistas pero de momento es de un señor con mucho dinero que vive en Singapur y que en algún momento se deja caer por Valencia.

El futuro es muy incierto, la calma y estabilidad de un club está en consonancia con sus rendimientos deportivos, aunque a veces hay excepciones. No tiene mucho sentido todo lo que está pasando en el club a las bajas de jugadores importante son están siendo sustituidos por jugadores equiparables la calidad y experiencia delos que ya no están.

Para más Inri dos de las estrellas del equipo, Parejo y Coquelin, han ido a reforzar al Villareal un equipo de gran rivalidad del conjunto che. Esto ha sido la gota que colma el vaso para la mayor parte de valencianistas, el submarino amarillo ha hecho muy bien los deberes y ha formado un equipo que pude ser la gran sorpresa de la próxima liga.

Malos augurios para el conjunto valencianista que al ya conocido escenario social, cada vez más tenso y alejado del equipo se une una dirección deportiva que no está destacando por mejorar al equipo para la próxima competición.




[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba