Sucesos

Intento de robo frustrado en la tienda Blat de la Corredera

Malestar por la constante presencia en la calle de personas que se dedican a pedir acosando a los más mayores

Durante estos extraños días de confinamiento, no son pocas las voces que están mostrando su sorpresa por la constante presencia en las calles de personas que habitualmente se dedican a pedir, y en algún caso de mala manera, aprovechándose de la indefensión de los más mayores.

Aunque se puede llegar a comprender lo duro de la situación, no podemos dejar de hacernos algunas preguntas: ¿Esas personas son multadas por las fuerzas de seguridad? ¿Acaso tienen permiso para circular a su aire por las calles mientras la inmensa mayoría cumplimos escrupulosamente con la normativa del estado de alarma?

¿Tenemos que permitir que acosen a ancianos, favorecidos por la nula presencia de gente en la calle, incumpliendo además las medidas de distancia social con el colectivo más vulnerable? ¿No se les puede obligar a quedarse en su casa, garantizando a través de Servicios Sociales o Cruz Roja que no les falten el alimento y las medicinas que necesiten?

Intentos de robo en Blat

Y mientras alguna autoridad nos aclara estas dudas, tenemos que hacernos eco del intento de robo que ha sufrido el establecimiento Blat, en la Corredera, que hace unos días, en medio de la noche, veía cómo algún amigo de lo ajeno intentaba romper el cristal de su puerta para acceder al interior.

Afortunadamente, ignoramos el motivo, el ladrón o ladrones no llegaron a acceder a la tienda, limitándose el daño a la rotura de una luna que ahora deberá ser repuesta y, por supuesto, a las molestias causadas a los propietarios y trabajadores del establecimiento.



Puestos al habla con ellos, nos comentaban que lo peor no es este intento de robo, sino que cualquier día, en pleno horario de apertura, son varias las ocasiones en que se han visto obligados a evitar intentos de sustracción de género, perpetrados además por las mismas personas a las que nos referíamos en los primeros párrafos de esta noticia, esas que parecen tener bula para andar libremente por la calle y acosar a nuestros ancianos.




[Total:2    Promedio:5/5]
Etiquetas

5 comentarios

  1. Personalmente estoy siendo acosado en el timbre de mi domicilio por una de estas personas “vagabunda, que bastante tiene la pobre sin cultos religiosos de donde conseguía algunas monedas, incluso a horas intempestivas, 11,45 noche. Me consta no tiene techo estable salvo algun contenedor en el parking de un conocido comercio al pasar el “paso a nivel” del ferrocarril. Me pregunto si no hay ninguna alternativa para estas personas, además de constituirse en un verdadero riesgo para la salud por esa falta de confinamiento, higiene, desnutrición…
    Creo es necesario este planteamiento a nuestras autoridades, entre otras cosas porque al igual están arbitradas las medidas correspondientes y al desconocerlo por nuestra parte, estamos contribuyendo con nuestro donativo a mantener su indisciplina. Pero…si no hay plan alternativo para éstos, incluso sin techo o con viviendas “ocupa”, sin gas, sin agua, sin luz?
    Alguna respuesta? Yo la preciso.
    Muchas gracias.

    1. Desconozco si quien vive en la calle, a día de hoy, tiene alguna opción de refugio. No obstante muchas veces esa gente “entra en conflicto ” con las normas de los centros o la convivencia con otras personas, por lo que o no quieren o no pueden estar.

  2. Me sumo a la opinión de César López Menor; como puede ser que con la que nos está callendo y los medios que se están poniendo para el no contagio, hayan personas sin techo deambulando por nuestra ciudad y con un acércate a la Cruz roja a comer está ya solucionado; la persona a la que se refiere César no es un problema de ahora, está chica lleva 5 o 6 años, o quizás más, viviendo en las calles, también a mi casa viene a pedirnos ayuda; he visto como la policía le toma los datos y la deja ir; algo falla cuando las autoridades consienten que una chica desde que era prácticamente una niña esté buscándose la vida por las calles, encima le exigimos que tenga un comportamiento cívico; esta chica no sabe leer ni escribir y necesita que algún organismo la coja de la mano y la tutele, ella no está en condiciones de dirigir su vida, necesita ayuda sicológica, necesita mucho amor, amor que no ha tenido desde que era muy niña; algo habrá que hacer que no sea más de lo mismo.

  3. Buenas tardes,
    La verdad que me parece indignante que está clase de personas sigan campando a sus anchas por Villena y robando en los poco a establecimientos que por motivos de ser de primera necesidad nos toca permanecer abiertos. Y es que te ves indefenso porque no puedes hacerles nada y encima lo detienen las autoridades por la tarde y están dándose un placentero paseo y vigilando a sus próxima víctima a la mañana siguiente. Espero que se pueda hacer algo porque son personas conflictivas que no nos dejan trabajar con la protección adecuada y nos hacen estar pendientes a cosas que ahora no tocan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba