Ciudad

Javier Esquembre, imputado por delito de prevaricación al impedir los toros

Prestará declaración el próximo 10 de septiembre en los juzgados de Villena

El exalcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, prestará declaración el próximo 10 de septiembre en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción N.º 2 de Villena, al apreciarse que existen indicios de delito de prevaricación tras la querella interpuesta por la Fundación del Toro de Lidia (FTL).

Esquembre está siendo investigado por un presunto delito de prevaricación, tras los múltiples pronunciamientos judiciales que determinaron de una manera rotunda que el Ayuntamiento de Villena no podía prohibir ni impedir la celebración de festejos taurinos en su localidad.

A pesar de las resoluciones favorables obtenidas en los tribunales por la FTL en los años 2016, 2017 y 2018, el entonces alcalde de Villena continuó denegando las peticiones realizadas por la FTL con la Peña Cultural Taurina Villenense, motivo por el que la Fundación se vio obligada a presentar en 2018 una querella por prevaricación.

Victorino Martín, presidente de la Fundación Toro de Lidia, ha manifestado que “aunque hubiéramos preferido que simplemente se dieran toros tras la primera de las tres sentencias favorables, desde luego, la FTL no se va a detener nunca, vamos a llegar siempre hasta el final. En Villena como en Olot, allá donde se conculque la ley impidiendo la celebración de una actividad cultural”.

Miguel Ortuño, presidente de la Peña Cultural Taurina Villenense, añadía que “sentimos que la vuelta de los toros a Villena está cada vez más cerca. Queda poco para que concluyan estos años en los que hemos tenido que desplazarnos para poder asistir a la celebración de un espectáculo legal”.

[Total:24    Promedio:2.6/5]
Etiquetas

6 comentarios

  1. Me parece estupendo que sujetos que deciden tomarse la ley por su mano, es decir, incumplirla u obstaculizar su cumplimiento o desarrollo como supuestamente ha hecho este edil, sean llamados al orden judicial. A mi no me gustan cientos de disciplinas (el fútbol por ejemplo, que me parece un deporte de contacto lleno de violencia dentro, en la grada y aledaños) pero si fuera un personaje institucional no sería ni legítimo ni legal obstaculizarlo o prohibirlo. Que aprendan de este ser “moralmente superior” que impone su voluntad frente a la ley… a ver cuáles son las consecuencias.

    1. El Alcalde no ha prohibido nada, simplemente no ha cedido espacios municipales (que además no reunen las condiciones) para celebrar actos donde de la muerte de un animal se hace un festejo. Llevando esta propuesta en su programa electoral, lo votó la mayoría de la población. ¿Ahora el cumplir con un programa supone ser “moralmente superior” ? No creo que sea su voluntad, sino la de cada uno de los 8000 votantes que lo hicieron conocedores de dicho programa. Un espectáculo erótico tambien es legal, pero si uno lo considera de mal gusto no trata de potenciarlo, simplemente no pone a disposición de una empresa privada recursos municipales para su ejecución, lo podrían hacer en una sala que no fuera propiedad del Ayuntamiento en todo caso, pero el Alcalde no está prohibiendo nada.

    2. Ojalá fuese usted tan severo con los Politicos que le roban el dinero a diario en sus narices, si es así, lo aplaudo… pero, si en cambio, lo dice solo por un interés suyo particular, perdería todo valor su comentario.

  2. Todo mi apoyo a una decisión valiente de Javier Si en tu programa electoral muestras tu intención de evitar actos de maltrato animal, y sales elegido, tienes toda la autoridad moral para suprimirlas

  3. La ley es igual para todos, nadie está por encima de la ley y si el juez lo imputa por prevaricación, algo habrá visto.

  4. Este hombre si es un Maestro
    Llamar espectaculo a torturar y matar un animal por el placer y el lucro de unos pocos define a la persona.
    Todo mi apoyo para Javier. Fuerza y Honor.
    Abolición Ya!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba