Historia

José María Soler ya descansa junto a Joaquín María López, Ruperto Chapí y Alfredo Rojas

En un acto sobrio y elegante, los restos de José María Soler han sido trasladados al Pabellón de Ciudadanos Ilustres del cementerio de Villena, donde compartirán descanso con los más destacados hijos de nuestra ciudad de aquí a la eternidad.
Contando con la presencia de la Corporación Municipal casi en pleno, de familiares de José María Soler y numerosos ciudadanos de Villena, además de muchos medios de comunicación, los restos de José María Soler han sido depositados en primer lugar en la Capilla del cementerio, donde la alcaldesa de Villena, Vicenta Tortosa, ha realizado un breve discurso elogiando la trayectoria de Soler y su vinculación con Villena y destacando que, con el traslado de sus restos al Pabellón de Hijos Ilustres, se hacia justicia con su figura y Villena pagaba una deuda de gratitud con él.

Asimismo, Alfonso Calvo Soler, en representación de los familiares de José María Soler, ha agradecido su dedicación a todos los que han hecho posible el traslado, que ha calificado como “un reconocimiento a una vida dedicada a la investigación de múltiples facetas relacionadas con Villena”. También ha calificado el día de hoy como “entrañable” para la familia de Soler, “pues si alguien merece estar junto a Joaquín María López, Ruperto Chapí y Alfredo Rojas, esa persona es José María Soler”.

Tras los discursos, Lluis Ferri, acompañado al chelo por Alba Sanjuán, que ha interpretado la obra “Elegía”, ha dado lectura al poema “A José María Soler”, escrito por él mismo un día después de la muerte del investigador y leído por Alfredo Rojas en un homenaje público celebrado en su día.

Una vez finalizado el acto, personalidades como Celia Lledó y Antonio García Agredas han mostrado su satisfacción por la celebración y han elogiado la figura y la trayectoria de Soler, destacando por encima de todo su compromiso y su vocación para con Villena, que siempre ha sido objeto de sus estudios y desvelos.

Final del Centenario
Con el traslado de los restos de Soler comienza el último fin de semana del Centenario. Mañana sábado, a partir de las 6 de la tarde, se descubrirá el busto conmemorativo que ha sido instalado en el Paseo Chapí. Una hora después, a las 7 y en la Casa de la Cultura, será presentado el libro “El Villenense José María Soler”, trabajo póstumo de otro ilustre hijo de Villena, Alfredo Rojas. Sin lugar a dudas, el mejor colofón a unos meses intensos en recuerdo de quien merece pasar a la historia por todo lo que ha dado a la ciudad de Villena.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba