Verdes

La Asamblea Verde en el 26N

Más allá de la conmemoración del día contra las violencias machistas, urge un cambio en comportamientos, políticas y leyes

25 + 1 significa para la Asamblea Verde el compromiso en la exigencia de que más allá de la conmemoración del día contra las violencias machistas, urge un cambio en los comportamientos, en las políticas y en las leyes que garanticen el derecho a la vida que en muchas mujeres se ha violado por imposiciones de sus parejas o exparejas.

Un día más y los sucesivos, porque el día contra las violencias sobre las mujeres no es una reivindicación puntual sino que es un reto continuo, es una actitud ante la vida propiciando cambios de comportamiento, de roles, de presencia ante una sociedad machista que ofrece y reproduce imposición y violencia como norma.

Nuestra sociedad basada en la dominación, en el éxito y en la apariencia, muchas veces condiciona los roles masculino y femenino. Hace que el primero se presente hegemónico y dañe tanto a hombres como a mujeres, impidiendo una realización plena, personal y social.

Sólo en lo que va de año 41 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas, pero no debemos de poner cada año el contador a cero. En total son 1.074 mujeres asesinadas en España desde que en 2003 se aprobara la Ley Integral de Violencia de Género. Igualmente, cada año, miles de mujeres han sido humilladas, privadas de sus derechos y doblegadas en sus aspiraciones. Además cada día, cada momento, miles de expresiones, de referencias, de miradas, de comportamientos, ofrecen el caldo de cultivo para una violencia machista desmesurada.

Son miles de pequeños micromachismos los que actuan como germen de cultivo de ese mal mayor que son los crímenes.

La dramática violencia machista, la del golpe, la de la violación o la del asesinato, comparte un prisma mayor que se expresa con dolor en falta de recursos económicos, en deficiente acceso a la cultura o en techos de cristal. Si estamos dispuestas a evitar la violencia física contra la mujer, no podemos dejar de lado la que se ejerce cuando hay diferencias salariales por género o discriminación en el ocio, el deporte, en el trabajo o la seguridad.

Por eso, hombres y mujeres estamos llamados a vivir lo que el 25N nos enseña en todas las situaciones y todos los días, para lograr una sociedad más igualitaria y justa.

Las personas que conformamos la Asamblea Verde de Villena nos comprometemos con esos cambios personales y colectivos que se precisan para seguir trabajando en la senda que nuestra compañera Alba Laserna, desde la concejalía de Igualdad, viene marcando.

[Total:15    Promedio:2.9/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba