Medio Ambiente

La Generalitat declara Los Alhorines Zona de Especial Conservación (ZEC)

La declaración permitirá preservar e impulsar una zona con un alto valor medioambiental y que destaca por albergar gran número de especies de fauna

El Diario Oficial de la Generalitat publica este lunes, día 31 de mayo, la declaración como Zona de Especial Conservación (ZEC) del Valle de los Alhorines, área que abarca parte de los términos municipales de Fontanars dels Alforins, Ontinyent, Villena, la Canyada, el Camp de Mirra, Beneixama y Banyeres.

Se trata de más de 10.000 hectáreas (10.115,65 ha) que serán protegidas con el objetivo de hacer frente a la pérdida de biodiversidad y adoptar medidas para conservar y prevenir el deterioro de los hábitats y de las especies que los habitan. En la práctica, la declaración permitirá preservar e impulsar una zona con un alto valor medioambiental y que destaca por albergar gran número de especies de fauna, sobre todo pequeñas rapaces.

Los Alhorines destaca por ser un valle agrícola de gran interés, ya que su peculiar configuración, con parcelas de pequeño tamaño en las que alternan cultivos de cereal, vid y frutales, separados por setos y márgenes naturales, así como por arenales interiores colonizados por pinares de pino piñonero, la convierten en un hábitat idóneo para gran número de especies de fauna, especialmente pequeñas rapaces como el cernícalo primilla y el sisón común.

Además, existen hábitats de interés comunitario como dunas con vegetación exclerófila de jarales, matorrales arborescentes de enebros o sabinas, prados calcáreos cársticos o basófilos, zonas subestépicas de gramíneas, prados húmedos mediterráneos de hierbas altas, pendientes rocosas calcícolas con vegetación casmofítica y carrascas de interés comunitario. Y otras especies importantes de flora y fauna como altramuz silvestre o gallipato. El ámbito de la zona de conservación también abraza tres microrreservas de flora: la Penya dels Gavilans, Barranc del Toll y el Pla del Tramussar.

La ZEC Els Alforins abarcará desde el norte de Villena hasta el oeste de Fontanars, comprendiendo el valle delimitado por la Serra Grossa y la Serra de la Solana –incluye gran parte de esta sierra– y Fontanars es el municipio que más superficie aporta a la zona protegida, con 6.156 ,96 hectáreas. Además, el 82% del término municipal de la localidad de la Vall d'Albaida estará dentro del área de conservación, incluido el núcleo urbano del municipio. Será el único de las siete localidades de la ZEC dentro del área de actuación, ya que de las otras seis se incluyen parajes del término, pero no el núcleo urbano. De Ontinyent se integran 6,56 hectáreas, un 0,05% del término municipal.


Actividades no permitidas

Para evitar el deterioro, la alteración de hábitats y especies y dar solución a la pérdida de biodiversidad, la declaración como Zona de Especial Conservación (ZEC) comportará la adopción de medidas. Así, no se autorizará la instalación de nuevas explotaciones o aprovechamientos extractivos mineros; tampoco se permitirán actividades que puedan producir la contaminación de suelos o del subsuelo, o las que produzcan daños a los recursos o a su capacidad ecológica –se prohíben vertidos sólidos y líquidos potencialmente contaminantes–; tampoco se autorizará la instalación de nuevas actividades industriales y comerciales distintas a las que ya existan cuando entre en vigor la declaración ZEC y las normas de gestión de la ZEPA.

Además, no se permitirá la instalación de infraestructuras de gestión y tratamiento de residuos; ni la construcción de aeropuertos, aeródromos y helipuertos. Y se requerirá la evaluación de repercusiones en actuaciones como determinados cambios de cultivos; las modificaciones de las instalaciones industriales y comerciales ya existentes; actuaciones relacionadas con la producción de energía, incluyendo la construcción de líneas eléctricas; la construcción de edificaciones aisladas; y la apertura, ampliación o cambio de trazado de caminos y pistas rurales y forestales, entre otros.

[Total:11    Promedio:4.6/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. Sí, y que se cumpla esa protección antes de que sea demasiado tarde.
    Que no pase como en Caudete, que es ejemplo del más grande disparate que se puede cometer con el entorno natural, primero con la Sierra Santa Bárbara convertida en un fantoche por la brutalidad de las instalaciones eólicas, con canteras monstruos posteriormente y ahora mismo también con una autovía en ejecución, la A-33 que dividirá el término municipal en dos compartimentos estancos mediante una gigantesca y espantosa muralla metálica opaca y doble, de varios metros de altura, (más de tres metros).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba