Empresas

La Generalitat tumba uno de los primeros proyectos fotovoltaicos de Villena

El proyecto, que se pretende ubicar en los Alhorines, no supera el informe de impacto ambiental por su afección sobre la fauna de la zona

El Diario Oficial de la Generalitat Valenciana del 16 de septiembre recoge la resolución de la Dirección General de Calidad y Educación Ambiental de la Generalitat relativa al estudio de impacto ambiental el proyecto fotovoltaico denominado Huerto Solar Alhorines I, impulsado por la empresa Energy Investment and Consultancy, SL, y que pretende ubicarse en el polígono 75 parcela 24 de Villena, muy cerca de la cárcel y junto a otro proyecto fotovoltaico denominado Alhorines II.

La resolución indica que el suelo donde se pretende instalar la planta fotovoltaica está clasificado según el planeamiento urbanístico de Villena como suelo no urbanizable común. Se trata de un terreno predominantemente llano, formado por terrenos arados de cultivo de secano, con alguna zona de matorral en los márgenes.

No obstante, el terreno se sitúa en una zona de especial protección perteneciente a la Red Natura 2000, en la ZEPA Els Alforins, considerada especialmente relevante para las aves esteparias, por ser el principal núcleo reproductor de la Comunidad Valenciana para el cernícalo primilla (92% de la población nidificante), y una de las escasas localidades valencianas de cría del sisón común.

Además, la resolución explica que la ejecución de la central conlleva la ocupación de terrenos, eliminando el cultivo tradicional de la zona (cereal en secano) y reduciendo la zona de campeo y nidificación de las aves esteparias.

Por ello, el informe concluye que la ejecución del proyecto afectaría negativamente a la citada Red Natura 2000, sin que tal afección pueda ser corregida ni compensada, por lo que el proyecto se informa en sentido desfavorable.

Un proyecto “pequeño”

La planta solar Alhorines I es una de las primeras que mostró su interés por instalarse en Villena, en 2018, mucho antes del boom de anuncios que estamos conociendo desde 2020.



En este caso, se trata de un proyecto “pequeño” en comparación con las grandes plantas de las que hemos oído hablar en los últimos meses. Más concretamente, con capacidad para generar 4 MW gracias a la instalación de 13.000 módulos solares.

Está impulsado por la empresa Energy Investment and Consultancy SL, propiedad del empresario Marcos J. Lacruz, presidente de AVAESEN, la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía.

[Total:3    Promedio:4.3/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba