Sucesos

La Guardia Civil desarticula en Ibi y Sax un grupo que abastecía de droga a toda la provincia

Distribuidos en cuatro puntos de venta, hacían llegar diversos tipos de sustancias a consumidores de toda la provincia de Alicante

La Guardia Civil de Alicante ha procedido a la detención de nueve personas, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y otro de pertenencia a organización criminal, desmontando uno de los principales puntos de distribución de sustancias estupefacientes de la provincia.

La operación Apsida, llevada a cabo por el Área de Investigación de la Guardia Civil de Ibi, con la colaboración de las de Cocentaina, Muro de Alcoy, Sax y Villena, se inició el pasado mes de octubre de 2020, tras detectar un considerable aumento de la venta y consumo de sustancias estupefacientes en la localidad de Ibi.

Las primeras pistas se centraron sobre un conocido traficante, vecino de la localidad, que había salido de prisión recientemente. Se había encontrado privado de libertad alrededor de un año, después de que, en otra operación llevada a cabo por la Guardia Civil de Ibi en 2018, se le incautaran medio kilogramo de marihuana, 300 gramos de cocaína y cinco gramos de anfetaminas, así como numerosos útiles para la preparación y distribución de la droga al menudeo. En aquel momento realizaba las ventas desde su domicilio.

Durante el desarrollo de las actuales investigaciones, los agentes averiguaron que ahora esta persona utilizaba para la distribución de las sustancias un local, destinado en teoría a un negocio de carnicería. La venta de la droga en el local era realizada fuera de horario comercial y a puerta cerrada.

En un momento dado, los agentes localizaron a otros tres varones que podían estar operando en colaboración con el principal sospechoso. Se trataba de tres hermanos, residentes también en Ibi.


Cartera propia de clientes

Los investigadores constataron que los cuatro supuestos autores, gestionaban cada uno su propia cartera de clientes. Abastecían a consumidores de Ibi, Castalla, Onil, Tibi y Jijona. Cuando alguno de los cuatro se quedaba sin suministro, otro de ellos le facilitaba mercancía, garantizándose así la exclusividad de sus clientes, que no recurrían a otros puntos para conseguir la droga.

Distribuían principalmente cocaína, si bien también proporcionaban marihuana, ketamina y éxtasis. Los agentes averiguaron que además de sus propios domicilios, contaban con otros puntos de venta: establecimientos hosteleros, jardines en la vía pública o parques. Esta situación generó gran alarma social entre los vecinos de Ibi, temerosos ante el alcance de la banda y el trasiego continuo de consumidores en la localidad.

El acopio de droga de los cuatro vendedores, se realizaba por dos de los hermanos de Ibi, en una vivienda en Sax, residencia de un conocido clan familiar, dedicado tradicionalmente a la distribución a gran escala de sustancias estupefacientes de alta pureza, que abastecía a camellos y consumidores de toda la provincia de Alicante.

La líder del clan, es una mujer de 53 años de edad, de nacionalidad española, a la que le constan los primeros antecedentes por tráfico de drogas desde hace treinta años, posee también antecedentes por una tentativa de homicidio hace diez años. Valiéndose como empleados de sus propios hijos y de algunos de sus consumidores habituales, distribuía la droga para su posterior corte y distribución, y también directamente para su consumo. El marido de la matriarca es un drogodependiente que vive con ella.

Los dos hermanos de Ibi, encargados de hacer los portes, hacían varios viajes diarios a Sax para adquirir las dosis justas, previamente apalabradas con sus clientes, y evitar así llevar demasiada cantidad de droga encima en caso de ser sorprendidos por la Policía o la Guardia Civil. Posteriormente, se reunían con el resto del grupo en una lavandería en Ibi. Aprovechándose de las grandes cristaleras, mientras uno de ellos vigilaba el exterior, el otro repartía las dosis para, posteriormente, hacerla llegar a los clientes en el lugar en el que hubieran acordado con ellos la cita.

El pasado 18 de diciembre, las unidades investigadoras, con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Alicante, realizaron cuatro registros en tres de los domicilios de Ibi, y el del clan de la familia de Sax. En el domicilio de Sax, contaban con fuertes medidas de seguridad. A la llegada de los agentes, los moradores ejercieron una activa resistencia para tratar de impedir la entrada en el domicilio, probablemente con la finalidad de ocultar la mayor parte posible de la droga antes del registro.


Sustancias y materiales intervenidos

Se han intervenido 100 gramos de marihuana y 22 gramos entre cocaína y ketamina; 20 mil euros en efectivo, en fracciones de billetes de diverso valor; y una gran cantidad de material de corte, adulteración y distribución de estupefacientes. Los agentes que realizaron la investigación cuentan con numerosas pruebas que ponen de manifiesto el gran volumen de venta de droga que hacían a diario los diferentes miembros de la banda. Los consumidores y los camellos, que acudían varias veces al día al domicilio en Sax realizaban compras de entre 0,50 y 10 gramos de las distintas sustancias que distribuían.

Han sido detenidas nueve personas, de entre 25 y 55 años, de los cuales seis son hombres, y tres son mujeres, todos ellos de nacionalidad española. Se les imputan los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Ibi han quedado en libertad con cargos.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. Una lástima, que despues del trabajo que habrá llevado la investigación y demás, las leyes que tenemos, y la lentitud de la “justicia” los dejen en la calle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba