Historia

La historia de los Franciscanos en Villena, recogida en un libro por Joaquín Sánchez Huesca

Los beneficios recaudados con la venta se destinarán íntegramente a financiar las obras de arreglo de las bóvedas de la iglesia de Santa María


El próximo viernes, 21 de febrero, a las 20.15 horas, la iglesia de Santa María acogerá la presentación del libro “La huella Franciscana en Villena”, de Joaquín Sánchez Huesca. Los beneficios recaudados con la venta se destinarán íntegramente a financiar las obras de arreglo de las bóvedas de la iglesia de Santa María.

Manolo Coloma, presidente de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa, invitaba al público a asistir al acto y adquirir el libro, del cual se han editado 250 ejemplares gracias al patrocinio de Recimed. En él “no solo se recoge la historia de los Franciscanos en Villena, sino también su relación con la Cuaresma, la Semana Santa, el Vía Crucis y la ermita de las Cruces”. Es una historia “muy interesante”, añadía, que nos explica mucho sobre la “idiosincrasia de nuestra ciudad y la tradición religiosa de Villena”.

El libro, cuya portada ha sido diseñada por Luis Gomariz y que será presentado por Pedro Villar, ha supuesto tres años de trabajo para el autor, Joaquín Sánchez Huesca, que se muestra muy contento con el resultado, pues la investigación ha permitido confirmar datos como que, a finales del siglo XVIII, eran 22 las Cofradías existentes en nuestra ciudad –dos de ellas, La Soledad y Los Dolores–, tal y como se refleja en el Censo llevado a cabo por el Consejo de Castilla.

La relación de la orden de los Franciscanos con Villena se extendió durante unos 263 años, llegando a la ciudad en 1597 y saliendo a partir de 1836, tras la Desamortización de Mendizábal. Durante ese tiempo, explicaba el autor, instauraron la celebración del Vía Crucis en nuestra ciudad, concluyendo en la ermita de Las Cruces, pues los Franciscanos siempre buscaban “el punto más alto para orar”. También fueron responsables de las primeras procesiones de Semana Santa en nuestra ciudad.

Portada del libro

En un primer momento su convento estuvo ubicado en la zona que hay entre la Troya y el barrio San Francisco, un lugar donde sufrían a menudo el desbordamiento del río Vinalopó en su antiguo cauce, que pasaba muy cerca, con los problemas de inundaciones y epidemias que ello conllevaba. Por eso, con el tiempo, la ciudad les ofreció otra ubicación, donde actualmente se encuentra el Teatro Chapí.

Tras la presentación, explicaba Alba Baenas, el libro podrá adquirirse en las librerías locales habituales, y también se habilitarán dos puntos especiales de venta durante las próximas Fiestas del Medievo: en la iglesia de Santa María y en la ermita de San José. Con un precio de 15 euros, el 100% de los beneficios obtenidos se destinarán a financiar las obras de arreglo de las bóvedas de la iglesia de Santa María.




[Total:1    Promedio:1/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba