Salud

La reducción de casos permite liberar plantas del hospital

La situación del Hospital General Universitario de Elda ha mejorado mucho, bajando de 100 ingresos por Covid por primera vez desde octubre

La decisión de la Conselleria de Sanidad de levantar el confinamiento perimetral en Elda y Petrer ha sido acogida con cautela por los expertos del Departamento de Salud de Elda, que temen una tercera oleada de coronavirus si no se respetan las medidas de seguridad durante las fiestas navideñas.

La situación del Hospital General Universitario de Elda ha mejorado ostensiblemente. Este viernes fue el primer día, desde finales de octubre, en el que la cifra de ingresos por covid-19 descendía por debajo de los 100, hasta situarse en 65. No obstante, la tasa de incidencia acumulada sigue siendo alta con 509,33 contagios por cada 100.000 habitantes en Elda y 475,55 en Petrer.

Tras la última actualización de los datos, correspondientes al 2 de diciembre, en Elda se habían registrado 110 nuevos casos y dos fallecidos y en Petrer 65 nuevos casos y otros dos fallecidos. La evolución favorable de la pandemia también tiene su reflejo en la Unidad de Críticos. Hasta ayer había ingresadas 26 personas, pero la cifra se acercó a los 50 en el pico de la segunda oleada.

Para la directora médica del Hospital de Elda el confinamiento perimetral no es la medida más idónea para disminuir la transmisión del virus. En tal sentido la doctora Juana Requena Puche, que es especialista en Epidemiología, apoya la decisión de la Conselleria de Sanidad de levantar el cierre perimetral de Elda y Petrer. «No soy partidaria de los confinamientos perimetrales y mucho menos de los laxos», puntualiza la directora médica aludiendo a que, durante el mes en el que se ha mantenido activa la medida, prácticamente todas las personas han podido salir y entrar de Elda y Petrer por motivos de trabajo, estudios, visitas médicas y atención a personas mayores o dependientes, entre otras variadas causas.

«Además, cerrar una población donde la tasa de incidencia es ya muy alta solo sirve para que no se extienda a otras zonas. Pero no sirve para bajar la incidencia en la población afectada, más bien al contrario», ha añadido la experta. Cabe recordar que el pasado 7 de noviembre, cuando el Consell emitió el decreto que recogía la excepcional medida, la tasa de incidencia acumulada de contagios en Elda y Petrer rozaba los 900 casos por cada 100.000 habitantes.


Temor por el puente y las Navidades

Por eso insiste la doctora Requena Puche en que «la única medida efectiva que puede frenar realmente la transmisión del virus es la responsabilidad individual para limitar al máximo los contactos sociales». En caso contrario advierte de que «ya solo nos queda el confinamiento domiciliario estricto», como el que ordenó el Gobierno central al inicio de la pandemia.

Pero no todo son posturas favorables. También hay médicos en el Hospital de Elda que, aunque prefieren mantenerse en el anonimato, han trasmitido el temor que les produce que Sanidad haya decidido poner fin a la medida justo antes de un puente festivo, con las Navidades próximas, una evolución de contagios que todavía sigue siendo alta, unos meses habitualmente complicados por el incremento de ingresos que suele producirse en invierno y un hospital que no se ha descongestionado.

Sin embargo, para los vecinos de Elda, Petrer y comarca el final de confinamiento en la madrugada de este sábado ha sido recibido con alivio, siendo el comercio el sector que más lo ha celebrado. Petrer cuenta con 12 medianas y grandes superficies y en sus dos centros comerciales la medida ha supuesto una caída del 60% de las ventas ante la imposibilidad de los vecinos de las poblaciones limítrofes de acudir para realizar sus compras.



La campaña del «Black Friday» concentra un 20% de las ventas del mes y es la semana del año con mayor volumen de negocio. Pero en esta ocasión el cierre de los accesos ha reducido en más de la mitad el margen habitual de beneficios, lo que ha afectado negativamente al empleo. Al marcharse la clientela de la comarca al «Black Friday» de Alicante y Elche ya no se ha contratado en Petrer el medio centenar de trabajadores de refuerzo como viene ocurriendo en los últimos años. Una medida que también ha afectado al ocio y la hostelería de Elda y Petrer. Un sector que se encuentra en una situación límite.

La reducción de casos permite liberar plantas del hospital

El descenso del número de enfermos contagiados con covid-19 está permitiendo al hospital comarcal de Elda recuperar cierto grado de normalidad. De momento el ala izquierda de la segunda planta ha dejado de utilizarse para aislar a este tipo de pacientes.

También se está valorando trasladar a otras plantas todos los contagiados que se encuentran actualmente en Traumatología. Una medida que permitirá liberar por completo de esta patología el ala nueva del Hospital de Elda. En cualquier caso, no se ha cerrado ninguna planta ni hay previsión de hacerlo.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba