Alto Vinalopó

La restauración de la portada renacentista de la iglesia de Biar ya tiene fecha

La intervención, que recuperará un elemento con 400 años de historia, empezará a mediados del mes de mayo

La anunciada restauración de la portada renacentista de la iglesia de la Asunción de Biar comenzará el 16 de mayo. La inversión para que esta fachada recobre su belleza asciende a 197.811,08 euros (IVA incluido), importe que corre a cargo del Instituto del Patrimonio Cultura de España (IPCE) del Ministerio de Cultura. El plazo de ejecución, según se especifica en los pliegos, es de seis meses y la empresa que se encarga de los trabajos es TRYCSA.

La portada presenta una erosión muy avanzada, que se debe a la acción abrasiva de los agentes externos como lluvia, o viento que han arrastrado el material. También se pueden ver fragmentos desprendidos y descamación en las figuras. Al mismo tiempo se han perdido juntas y se ven marcas en los distintos elementos.

Las grietas y fracturas son los problemas más acuciantes. La exposición a la intemperie y las cargas estructurales han provocado fuertes fisuras en esta joya de renacimiento. También se observa una pátina que ha apagado el tono natural de la piedra caliza de Novelda con la que se construyó el elemento ornamental.

Los tratamientos a los que se va a enfrentar uno de los monumentos más emblemáticos de Biar se iniciará con una fijación provisional de los fragmentos en peligro de desprendimiento y la eliminación de añadidos, que nada tienen que ver con la portada original. Después, se realizará un proceso de limpieza en los que se aplicarán métodos mecánicos como aspiradoras y microabrasivos, láser y químicos. Su objetivo será eliminar toda la suciedad y ennegrecido, que se ha acumulado con el paso del tiempo.

Asimismo, se retirarán las sales solubles depositadas en superficie y se estabilizarán las del interior de la piedra. También se procederá a un tratamiento biocida para eliminar todos los líquenes y algas acumulados y que desarrollan costras a modo de manchas.

Los últimos pasos del proceso de restauración son la consolidación de los elementos arquitectónicos y decorativos; el relleno de las fisuras y grietas; se reintegrarán los volúmenes y los 63 elementos pétreos que se desmontaron y se conservaron bajo cubierta de la portada. Además, se restituirán los sillares del zócalo, que se encuentra en un avanzado estado de deterioro. Para concluir, se aplicará un tratamiento de hidrofugación para conservar los materiales y retardar la acción de los agentes medioambientales.

En 2017 se ejecutaron una serie de actuaciones previas a la restauración de la fachada. Así, se eliminaron las humedades del zócalo de la portada, creando una cámara bufa de ventilación y se modificó la recogida de aguas del faldón de las naves. Este fue el paso previo a la hora de abordar la restauración que precisa la portada.

A este respecto, la alcaldesa de Biar, Magdalena Martínez, indica que “es una obra muy anhelada por la población por el carácter sentimental y emocional que posee este elemento arquitectónico”. “Son unas obras muy esperadas porque en 2013 la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad Valenciana solicitó la intervención al Ministerio de Cultura”, concluye.

La portada de la iglesia parroquial de Biar se considera una obra excepcional dentro del Renacimiento levantino temprano. En el Archivo Municipal de la localidad se conserva el contrato firmado por Guillem Alemany para su construcción en el año 1519, terminando en 1521.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba