Sucesos

Las fuerzas de seguridad refuerzan los controles tras constatar la llegada de turistas a la provincia

Aparte de la gente que ha viajado desde otras comunidades, también se han detectado desplazamientos entre los municipios del interior de Alicante y la costa


Las fuerzas de seguridad han intensificado los controles tras constatarse la llegada de turistas a la provincia coincidiendo con los días festivos de la Semana Santa. Pese a que la cifra es reducida, se están montando numerosos dispositivos de control en carreteras, zonas residenciales, playas y supermercados de las principales zonas turísticas, que son los lugares en los que se ha detectado la presencia de foráneos.

Los desplazamientos, con todo, no han sido protagonizados solo por personas de otras comunidades, sino que también se han detectado entre los municipios del interior de Alicante y la costa.

Los controles se vienen desarrollando con especial intensidad desde el inicio de esta semana, con el objetivo de evitar desplazamientos no autorizados en el actual estado de alerta por el coronavirus. Pese a ello, ayer se pudo constatar la presencia de turistas que habían logrado esquivar a las fuerzas de seguridad, y que por ejemplo hacían sus compras en supermercados, aprovechándose de la mayor afluencia a los mismos en el día previo a la jornada festiva del viernes santo.

Un ejemplo de ello era El Campello, localidad caracterizada por la existencia de miles de segundas residencias de veraneantes, donde se notaba un incremento en la zona de playas, aunque lejos de lo que sería normal en Semana Santa, según explicaban fuentes municipales y vecinales.

Y no solo de madrileños con segundas residencias, sino también de gente del interior de la provincia, de localidades como Alcoy o Elda, que tienen en El Campello casa en la playa. Aunque en las calles había una aparente tranquilidad, se registraba un mayor trasiego en los supermercados, donde se llevaban a cabo controles policiales.



También sucedía algo parecido en municipios como Benidorm o Finestrat, y también en La Vila Joiosa, con la identificación de más de cien vehículos y una decena de denuncias. En Calp y Santa Pola la Policía Local cerraba varios accesos secundarios para tratar de concentrar las entradas y salidas de vehículos por unos mismos puntos, mientras que en Elche se han intensificado los controles durante el puente tanto en carreteras como en playas y zonas de recreo.

La Policía Local de Alicante, por otro lado, alcanzó ayer su cifra máxima de sanciones impuestas en un solo día desde que se creó el estado de alarma, registrándose un total de 142 denuncias y contabilizando 5.748 personas y vehículos identificados. Los agentes interceptaron a personas procedentes de Madrid, Guadalajara, Valladolid e incluso Alemania.

Autor: Rubén Mínguez. Fuente: Información




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba