Economía

Los agricultores de los Alhorines piden “respeto”

Lanzan un vídeo donde alertan del peligro que supone para la zona la proliferación de plantas solares

El Valle de los Alhorines es una zona de gran producción cerealista​ y vitivinícola situado en la confluencia de los términos municipales de Caudete, Villena, La Font de la Figuera, Fontanars y Moixent.

Se trata de un territorio bello y colorido donde coexisten antiguos pueblos nacidos de la viña, repletos de encanto, historia y cultura.  Un entorno natural donde sentir la esencia de un mediterráneo que se entrelaza con paisajes más continentales, en los que los viñedos y el bosque mediterráneo conviven con los campos de cereales. Sus vinos transmiten el espíritu familiar de las bodegas que los elaboran.

Poblaciones como La Font de la Figuera, Moixent y Fontanars ofrecen a los visitantes la oportunidad de descubrir sus encantadoras bodegas centenarias, ubicadas entre viñedos. Un viaje enoturístico por las comarcas de La Costera y La Vall d’Albaida en el que relajarse, disfrutar de sus paisajes y degustar la exquisita gastronomía local. Lugares donde se elabora el vino desde tiempos ancestrales. Prueba de ello es el poblado íbero de la Bastida de les Alcusses, en el que se han encontrado pruebas del cultivo de la vid pertenecientes al siglo IV antes de Cristo.

Ahora, sus bodegueros han lanzado un SOS en forma de vídeo en el que alertan del peligro que para su paisaje y modo de vida puede suponer la proliferación de plantas solares.

En el vídeo, destacan que “Terres dels Alforins es nuestro paisaje cultural, la tierra que nos da de comer y nos da la vida. Somos viñas y olivos. Somos frutales y cereales cultivados durante 24 siglos. Estamos a favor de las energías limpias y sólo pedimos respeto”.

(Votos: 5 Promedio: 5)

3 comentarios

  1. Mi completa solidaridad, para con el respeto que solicitan agricultores y bodegueros de Los Alhorines.
    He escrito en alguna ocasión, que mi Abuelo Mateo era conocido en Villena con el pseudónimo de «El del Infierno», por haber nacido en la Casa del Infierno, próxima a la Casa de La Gloria; ambas en el paraje de Los Alhorines. Es por ello que tengo un cariño especial a esta zona de Villena, que linda con Caudete (Albacete) y con Fontanares y Fuente La Higuera (Valencia).
    Ojo con lo de las Plantas, porque en Villena podemos ser muy dados al corto o al cortijo.
    Hubo una época, en la que ex políticos y ex sindicalistas locales, acababan con sus huesos «profesionales» en empresas concesionarias del servicio de suministro del agua; de la depuración de las mismas o de la recogida Y tratamiento de las basuras…
    Sepan las/los Ciudadanas/os, que desde finales de la legislatura anterior, nuestros defensores públicos han encontrado un nuevo destino en el que continuar prestando sus servicios a la Sociedad; el de las plantas solares.
    Se acumulan los temas en los que presumiblemente habrá de emplearse a fondo el nuevo Consejo Económico y Social de la Ciudad; actualmente en proceso de renovación. Ubicación del nuevo edificio de los Juzgados; número o superficie máxima de Plantas Solares a instalar en el Término Municipal; apertura parcial o total del Nuevo Museo de la Ciudad… Todo ello sin olvidar los «never ending matters», sobrexplotación de los acuíferos; integración del ferrocarril a su paso por la ciudad; pérdida de servicios en el servicio de Cercanías-RENFE; estado en que se encuentran la Sierra de Salinas y otros Parajes Naturales; aumento de servicios en el Centro Sanitario Integrado…
    Reitero de nuevo mi solidaridad para con el respeto por el medio, que solicitan agricultores y bodegueros de Los Alhorines.

  2. Totalmente de acuerdo con los agricultores. Se ha de buscar un equilibrio medioambiental entre el respeto a quienes cultivan la tierra y nos proporcionan alimentos, como muchos de los profesionales del luchador sector primario y los recursos renovables.
    Les invito a visitar el parque solar de Crevillent. Hablen con las familias que participaron en ese proyecto. Les anticipo que se sorprenderán no muy gratamente. Se les vendió como la panacea económica y ecológica y, al menos los que yo conozco, ni lo uno ni lo otro. Nunca les hablaron de los inconvenientes (mantenimiento de las placas, gestión de la energía, impuestos, etc).

  3. Me uno a estos agricultores. Todo este paraje es respetabilísimo. Ahora les ha dado por instalar mares de paneles solares para enriquecimiento de unos empresarios mafiosos.
    Miren como ha quedado Caudete, entonces eran las horribles factorías de eólicas que han dejado la Sierra Santa Bárbara que produce un inmenso disgusto mirarla.
    Y que no llamen a unas ni a otras energías limpias, que no salen de plantar unas semillas. ¡Hipócritas! ¡Miserables!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba