Medio Ambiente

Los municipios del Consorcio siguen sin acordar la ubicación del nuevo vertedero

Se debería haber elegido antes del final de 2020. Sin embargo, han aplazado la decisión a 2021

El Consorcio de Residuos Crea, la entidad encargada de gestionar los residuos de 14 municipios de las comarcas del Alto y Medio Vinalopó, Foia de Castalla y l’Alcoià, tendría que haber acordado la ubicación de su nuevo vertedero antes de que acabe 2020.

Sin embargo, la decisión ha sufrido un nuevo retraso. El primer trimestre de 2021 es la nueva fecha. Otra dilación que responde básicamente a dos motivos. En primer lugar, porque sigue sin entregarse el estudio técnico que determine la zona más adecuada para instalar la planta y, en segundo lugar, por el inacabado proceso de consultas a los 14 ayuntamientos para que informen sobre su disponibilidad de terrenos y su predisposición a acoger el vertedero u otro tipo de instalaciones del Consorcio Crea.

Entre ellas, una estación de transferencia, una base de compostaje o un ecoparque. Con muchos de esos ayuntamientos ya se han establecido contactos -el de Monóvar llegó a ofrecer una parcela en agosto pasado- pero todavía quedan algunos por dialogar.

La ubicación debe consensuarse entre Elda, Villena, Petrer, Banyeres, Beneixama, Biar, Campo de Mirra, Cañada, Castalla, Monóvar, Onil, Pinoso, Salinas y Sax junto a la Diputación y la Generalitat. Pero el acuerdo no llega y la necesidad urge para reducir costes y conseguir el objetivo de la autosuficiencia en la gestión de los residuos. Además, el municipio que finalmente acoja el vertedero recibirá una compensación económica anual del resto.

La planta de Villena que gestionaba la empresa pública Vaersa no recibe basuras desde que a mediados de 2018 alcanzó su capacidad máxima. El vaso 1 se llenó en junio de 2010 y el vaso 2 en septiembre de 2018. Desde ese momento dejaron de depositarse rechazos -residuos no reciclables- y tuvo que buscarse una solución provisional para dar salida a las 62.000 toneladas de desechos que se generan anualmente en el Plan Zonal 8 Área de Gestión A-3.

Inicialmente se utilizó el vertedero de la empresa Reciclados del Mediterráneo en Villena, pero en la actualidad los rechazos se llevan a la planta de Lurima en Novelda. Es, en cualquier caso, una medida transitoria antes de encontrar la solución definitiva que persigue el Consorcio Crea que preside actualmente el alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán.



Cambio en el modelo de gestión

El futuro vertedero tendrá una tipología muy diferente a la imagen que se tiene ahora de este tipo de instalaciones. De hecho, solo recibirá un 10% de todos los residuos que se generen en su ámbito de gestión porque el resto serán reciclados para su posterior reutilización.

El problema de los lixiviados y malos olores también se eliminará porque no se depositará basura orgánica ya que ésta se recuperará en la renovada planta de Vaersa para producir compost. Además, los materiales que lleguen al nuevo vertedero lo harán retractilados y plastificados, contando la instalación con los sistemas más avanzados en impermeabilización para controlar los lixiviados, reconducción de gases para evitar los incendios y sellado por fases para la restauración ambiental de la zona.

[Total:1    Promedio:1/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba