Editorial

Los Verdes de Villena: del victimismo a la demagogia

Los Verdes de Villena han publicado a través de su página de Facebook, y compartido por medio de los perfiles personales de sus diferentes concejales, un ataque contra El Periódico de Villena a raíz de la publicación de nuestra última edición impresa.
En ella, nos cuestionamos (no criticamos ni atacamos, nos cuestionamos) los primeros pasos que está dando el servicio de limpieza viaria y recogida de basuras desde el pasado 1 de octubre, cuando empezó la gestión directa del mismo por parte del ayuntamiento de Villena. Y no lo hacemos porque sí, ni de manera gratuita, sino dando cobertura a las dudas y críticas que se han lanzado por parte de los partidos de la oposición, críticas secundadas por algunos [email protected] que, de manera espontánea, comenzaron a publicar sus propias fotografías denunciando la falta de recogida en distintos puntos del término municipal. Dichas críticas, lógicamente, tuvieron respuesta por parte de Los Verdes, unas respuestas que han sido igualmente recogidas tanto por nuestra edición digital como por la impresa.
 
Sorprendentemente, o ya no tanto a estas alturas, en lugar de asumir o rebatir la publicación sobre las quejas de la oposición y la ciudadanía –que no de este medio–, Los Verdes optan por atacar a EPdV acusándonos de sensacionalistas y oportunistas, ignorando que, en democracia, cuestionar las decisiones y las acciones del gobernante no solo es lícito y legítimo, sino necesario e imprescindible. 
 
Además, y envueltos en su victimismo habitual, aseguran Los Verdes en un comentario a su propia publicación que ahora se critica una situación que ya existía con anterioridad, dando a entender que hasta ahora no se había prestado atención a la situación de este servicio, algo radicalmente falso, pues tratándose, tanto ahora como antes, del contrato de mayor importe adjudicado por nuestro ayuntamiento, las noticias sobre el mismo han sido continuas a lo largo de los años, tanto para denunciar fallos en el servicio como adjudicaciones irregulares –le recordamos, señor Esquembre, que hemos llegado hasta aquí porque la Justicia anuló la última adjudicación, aquella que sacó adelante Juan Richart con su bendición pese a todas las advertencias en contra–, tanto para denunciar la situación de sus trabajadores como para notificar cambios en el servicio… Y, por supuesto, para seguir al detalle todas las vicisitudes de la última adjudicación, una chapuza administrativa de la que el señor Esquembre, como alcalde, es el máximo responsable.

Pero no solo nos hemos preocupado de forma pública de este asunto. También de manera privada –con responsabilidad y buena voluntad, huyendo del sensacionalismo del que ahora se nos acusa– se ha hablado y trabajado sobre el mismo, como cuando hemos puesto sobre la mesa de la concejal de Servicios fotografías denunciando la limpieza de los vehículos de Grupo Generala en plena vía pública, en la zona del Prado de la Villa, para que el ayuntamiento tuviera conocimiento de la situación y actuara en consecuencia. ¿Es necesario que publiquemos esos mails y esos mensajes de Whatsapp, Mari Carmen?
 
Lo más gracioso del asunto, sin embargo, son los dos últimos párrafos del comunicado de Los Verdes, donde con una absoluta demagogia se postulan como abanderados de una municipalización ante la que siempre se han puesto de perfil, al mejor estilo de Mariano Rajoy, pues siempre ha sido Izquierda Unida la que ha defendido de una forma clara y rotunda esta propuesta, no Los Verdes. Hubiera bastado ir un poquito más allá de la foto de portada, y dedicar un minuto a leer el editorial que la acompaña, para comprobar que EPdV no se opone a la municipalización. Más bien al contrario, la defenderemos siempre que se lleve a cabo con seriedad y eficacia, aunque a la vista de los hechos, nos tememos que esto no sea más que una estrategia de Los Verdes para ganar el tiempo necesario para redactar los pliegos que hasta ahora no han sabido hacer y volver a sacar a licitación el concurso.
 
Fue vergonzoso ver –en el archivo de Intercomarcal Televisión está el video– cómo ni la concejal de Servicios ni el alcalde fueron capaces de aclarar ni una sola de las más de 20 preguntas que la oposición lanzó en el Pleno sobre esta cuestión. Es preocupante ver cómo, ante la partida de mayor importancia de nuestro presupuesto municipal, el equipo de gobierno Verde funciona a golpe de ocurrencias e improvisaciones. Y es triste confirmar que ante las críticas –mejor o peor fundadas, pero siempre legítimas– a su modo de proceder, Los Verdes responden con descalificaciones, victimismo y demagogia en lugar de con datos y argumentos.
 
Aprender de los errores y asumir las críticas para intentar mejorar es propio de personas inteligentes, no así enrocarse en su autocomplacencia y lanzar a sus seguidores contra quien ose cuestionar sus decisiones. Al contrario, esto lo único que denota es el nerviosismo de un equipo de gobierno cuyos cimientos comienzan a agrietarse en demasiados frentes y que de seguir así ineludiblemente se topará con la realidad en mayo de 2019, cuando ya sea tarde para enderezar el rumbo y comprueben de sopetón lo que muchos ciudadanos ya hemos confirmado: que son un partido y un equipo de gobierno al que la mayoría absoluta les viene demasiado grande. 

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba