Sociedad

Los vestuarios de la Guardia Civil de Villena, “una sauna en verano y una nevera en invierno”

La Asociación Española de la Guardia Civil denuncia que la llegada de las altas temperaturas vuelve a pillar al Cuerpo “con los deberes sin hacer”

A las ya conocidas deficiencias de las instalaciones de la Guardia Civil en la provincia de Alicante, ahora con la llegada del verano y la subida de las temperaturas los guardias civiles de algunos de nuestros cuarteles tienen que sumar los calores estivales sin aire acondicionado.

Como por ejemplo en Sax, donde dos de los aparatos de aire acondicionado que tienen para mitigar las altas temperaturas están estropeados, el del cuarto de puertas desde hace tres meses y el de la sala de espera de Atención al Ciudadano que está “fuera de juego” desde hace tres años. Otros puestos que este verano lo vive al aire del abanico son el de Altea, que tiene dos oficinas de atención al ciudadano con servicio de 24 horas y en una de ellas para variar nadie repara el aire acondicionado, y el de Villena, donde los vestuarios de Seguridad Ciudadana en verano son una sauna y en invierno una nevera.

Unos problemas que se suman a la falta de techados en la mayoría de los puestos por lo que los guardias cuando tienen que utilizar los vehículos oficiales se encuentran con el calor acumulado por estar los coches al sol y en ellos tienen que prestar servicio.

Estas quejas de AEGC no son nuevas, de hecho llevamos entregando escritos en la Comandancia desde octubre de 2018 detallando todas las deficiencias de los cuarteles de la Guardia Civil en Alicante. Deficiencias que ya hacían, entre otras carencias, alusión al problema con los aparatos de aire acondicionado de estos edificios en los que los ciudadanos y los guardias civiles tienen que soportar temperaturas elevadas en épocas estivales y que hace que los agentes tengan que trabajar en condiciones penosas. Pero casi tres años después múltiples reuniones con responsables de la Guardia Civil en la provincia, con representantes políticos tanto autonómicos como nacionales, los guardias civiles seguimos a la espera de la inversión económica necesaria para subsanar todas las deficiencias.

Tres años en los que AEGC no ha dejado pasar un día en el que no haya recordado que por ejemplo el cuartel de Villajoyosa sigue sin acceso para personas con discapacidad de movilidad, lo que a nuestro juicio es una total falta de empatía y solidaridad con las personas que tienen que acudir al cuartel y no tienen posibilidad de acceder a el. O por ejemplo el de Aspe donde los compañeros aún esperan que se repare la puerta de entrada, el video portero y el sensor de entrada, sin olvidar los graves problemas de seguridad de muchos de los cuarteles de la provincia como consecuencia de la falta de cámaras de videovigilancia. Una falta de inversión en el mantenimiento de los cuarteles de la Guardia Civil que, a pesar de tener conocimiento todos los responsables de dar una solución siguen sin dar respuesta.

Por: Asociación Española de la Guardia Civil

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba