Sucesos

Policía y Guardia Civil reducen a un individuo que lanzó media casa por la ventana

Los cuerpos de seguridad se ven obligados a asaltar su vivienda, donde estaba atrincherado mientras lanzaba de todo a la calle

Sobre las 19 horas de este viernes, un hombre joven ha sembrado el terror en pleno centro de la ciudad, muy concurrido en ese momento, al comenzar a lanzar todo tipo de objetos a la calle desde el segundo piso de un inmueble de la calle Juan Chaumel.

De inmediato se han presentado en el lugar de los hechos efectivos tanto de la Policía Local como de la Guardia Civil, que han cortado el acceso a la calle tanto por la Puerta Almansa como por el antiguo Rinconcico de la Espuela, mientras decenas de ciudadanos se agolpaban a ambos extremos de la calle para seguir en directo el suceso.


Desde la ventana del salón de un segundo piso, un individuo aparentemente fuera de sí no hacía más que gritar y lanzar todo tipo de cosas, incluidas dos bombonas de butano, un televisor, cristales o un somier, causando daños a los vehículos que se encontraban aparcados a esa altura de la calle y dejando una gran cantidad de restos sobre la acera y la calzada.


A pesar de los intentos policiales por controlar la situación y hacer desistir de su actitud al sujeto, no ha habido forma de conseguirlo, por lo que los agentes, protegidos en algún caso por material antidisturbios, no han tenido más remedio que recurrir a la maza para derrumbar la puerta e inmovilizar al sujeto, que al mismo tiempo que resonaban los golpes de la maza en la puerta lanzaba amenazas por la ventana, señalando que o se iba la Policía o la situación iría a peor.


Finalmente, los agentes han podido derribar la puerta, acceder al inmueble y reducir al individuo, que posteriormente era atendido en el propio inmueble por un equipo de sanitarios que accedían de inmediato a la vivienda. Posteriormente era trasladado por los agentes, a la espera de lo que decida la autoridad judicial.


Un viejo conocido

Por lo que poco que ha trascendido hasta ahora, el individuo es un viejo conocido de los cuerpos de seguridad. Se trata de un hombre joven que, al parecer, tiene algún problema mental, y podía estar sufriendo algún tipo de brote psicótico.

Familiares y conocidos suyos, a pie de calle, intentaban hablar y trasladar dicha información a los agentes policiales, subrayando a quien quisiera escucharlos que no estamos ante un delincuente, “sino ante una persona enferma”.

[Total:12    Promedio:4.3/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba