El TeleIntérprete

¿Por qué no nos engancha “El contenedor”?

El nuevo espacio de Antena 3 consiguió atrapar a un 14% de la audiencia y, aunque lideró la noche, no llegó, ni de lejos, a otros grandes estrenos del canal que sí cautivaron a los espectadores

El principal y más llamativo motivo por el que no nos llamó la atención El contenedor, con el que debería empezar hablando en este artículo, fue la hora de emisión. Antena 3 no aprende con sus prime times. Anunciado y programado para las 22:40h, el nuevo formato de Atresmedia acabó estrenándose, concretamente, a las 22:51h, después de la larga y aburrida visita de Ana Guerra a El hormiguero. Un día entre semana, la segunda cadena privada más vista del país no puede permitirse iniciar su gran estreno a las once menos diez de la noche, teniendo en cuenta que, antaño, sus programas comenzaban a las 21 horas aproximadamente. Antena 3 no es la líder en retrasar su prime time, porque en 2017, La 1 de Televisión Española iniciaba su emisión estelar a las 23:15h.

Digno de reseñar es también el hecho de que Antena 3 intente buscar esa audiencia más picarona con los desnudos de algunos de sus participantes. La pareja catalana, los jóvenes alicantinos o las amigas andaluzas fueron algunos intentos de reclamo a la población a través de enseñar sus cuerpos como dios los trajo al mundo, intentando taparse sus encantos con cualquier objeto que encontraban, como un cajón o una sábana. Ese tipo de reclamos son más propios de Telecinco, el verdadero canal del morbo y del show, que ya nos mostró hace un tiempo espacios como Adan y Eva, en el que varias personas se conocían en una isla desnudos. Antena 3, la que hace unos años con su eslogan de “Pone” nos vendía una televisión blanca y familiar ha perdido ahora todo eso para adentrarse, de lleno, en el más puro morbo en búsqueda de un pezón con el que atraer a sus espectadores más libidinosos.

Tampoco interesó especialmente a la audiencia que ocho anónimos tuvieran que despojarse de sus móviles, maquillajes, carteras y otros objetos cotidianos y pasar varios días sin ellos. Para ver cómo alguien se desprende de sus pertenencias podemos ver Supervivientes, que ha cerrado edición con un gran liderazgo y que, por cierto, engloba desnudos y pérdida de lujos, todo un combo de motivos en la cadena matriz del morbo, Telecinco. Otro formato de referencia, y, como no, también de Mediaset, fue el espacio 21 días, que, en varias de sus entregas nos enseñó a vivir entre cartones, buscando trabajo o en la cárcel, el éxtasis de la pérdida de libertades.

En definitiva, y siendo muy generoso, Antena 3 ha conseguido acertar medianamente en un tipo de formato que no es propio de estar ni entre sus producciones ni su público, acostumbrado a formatos menos amarillos, como Tu cara me suena o Los viernes al show. Que aprovechen los mayores de Atresmedia este éxito repentino, que pocas veces más lo volverán a cosechar si no cambian las cosas.

[Total:4    Promedio:3.5/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. No me parece correcto que programas así como el contenedor o adán y Eva se emita a esas horas y menos en verano soy madre tengo dos niños pequeños uno de 2 y otro de 8 y el mayor no puede conciliar el sueño por la calor hasta muy tarde y se pone a ver la tele con nosotros y no necesidad de haciendo zapping se tenga que ver a gente desnuda. En mi opinión en este país la gente prefiere ver obscenidades y violencia a culturizarse un poco más. Es de vergüenza. En resumen más concursos y programas educativos y culturales. Y menos hacer ” famosos” a delincuentes y rameras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba