Economía

Repsol también proyecta una planta fotovoltaica en Villena

El proyecto de la multinacional petrolera se une al de grandes empresas como Bankinter, EdP, ACS e Iberdrola

Villena y su extenso término municipal siguen llamando la atención de las grandes empresas interesadas en desarrollar plantas solares. A los proyectos anunciados en los últimos meses por filiales de ACS, Iberdrola, Atilán, la alemana Abo Wind, la británica Hive Energy o empresas participadas por Bankinter, ahora se suma el proyecto de Repsol Electricidad y Gas, que ha solicitado la autorización administrativa previa y Declaración de Impacto Ambiental del anteproyecto de la instalación Solar Fotovoltaica Villena de 120 MWp (88 MWn).

El proyecto de Repsol se tramitó el pasado 2 de julio y contempla una inversión de 57.481.708 euros. Corresponde a la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico resolver la petición administrativa, y previamente, el órgano ambiental competente para emitir la Declaración de Impacto Ambiental es la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.


De esta manera, Villena y el Vinalopó, y otras comarcas aleñadas como la Foia de Castalla, se erigen en el principal pool de producción de energía fotovoltaica de la Comunitat Valenciana, pese a las críticas que ha generado determinados proyectos por parte de colectivos ecologistas o de las medidas adoptadas por diferentes ayuntamientos, como Castalla e Ibi, que han blindado sus términos generales para poner orden ante la llegada de múltiples plantas. O incluso algunos ayuntamientos han solicitado que la Sierra de Salinas, afectadas por estos proyectos, pueda ser declarada parque natural. De momento, Villena está estudiando la posibilidad de crear un Plan Especial que no suponga un blindaje contra la llegada de plantas fotovoltaicas, sino que delimite los espacios en los que sí procede que las haya.


Como en la mayoría de los proyectos ya en trámite, la infraestructura de evacuación será la subestación Sax 400, propiedad de Red Eléctrica. El proyecto de Repsol sólo es comparable al de ACS, la empresa de Florentino Pérez, que pretende instalar en la zona una planta fotovoltaica de 140 megavatios (MW), lo que la convertiría, al menos por el momento, en la más potente de las promovidas en Villena. Su presupuesto de la inversión asciende a 76,4 millones de euros.


Le sigue la de la multinacional de energías renovables ABO Wind, de Alemania, que tiene proyectada una planta fotovoltaica en el Alto Vinalopó, de 65 MW de potencia, que en este caso, su infraestructura de evacuación ocupará los términos municipales de Villena, Campo de Mirra, Cañada, Beneixama y Caudete (Albacete).

A estas dos se sumó el proyecto de EDP Renovables, con una planta de unos 60 MW de potencia cuya infraestructura de evacuación ocuparían también los términos de Campo de Mirra, Cañada, Beneixama y Caudete. Al igual que el resto de plantas promovidas en la zona, esta volcaría la energía en la futura subestación Beneixama colectora. El presupuesto total previsto supera los 36 millones de euros.

Iberdrola, por su parte, proyecta su primera planta propia en la provincia en la zona de La Encina, en término municipal de Villena. La instalación, FV Alhorines, ocupará una superficie de 52 hectáreas en la citada zona, y contará con una potencia de 50 megavatios, capaz de producir energía limpia para abastecer a más de 25.000 hogares y evitar así la emisión a la atmósfera de 15.700 toneladas de CO2 por cada año que opere, según destacaron fuentes de la empresa. Iberdrola ha cifrado en 24 millones de euros la inversión que acometerá para poner en marcha esta instalación, que se suma a la que impulsa en la zona de Ayora.


Más de 1.000 MW de potencia y 500 millones de inversión

Bankinter también impulsa dos nuevas plantas fotovoltaicas de 27 y 33 MW de potencia en el Alto Vinalopó a través de un fondo de energías renovables. Las instalaciones están valoradas en 17,6 y 14,5 millones de euros respectivamente, lo que, sumado al coste de sus infraestructuras de evacuación (12,3 millones), alcanzaría un presupuesto total de 44,4 millones de euros.

En concreto, las bautizadas como La Encina I y La Encina II ocuparían los términos municipales de la Font de la Figuera (València), Villena, Campo de Mirra, Cañada y Beneixama y Caudete (Albacete). No obstante, el grueso de las instalaciones se situaría en el municipio valenciano y en el villenense, de ahí que figuren como “términos afectados”.

Y por si fuera poco, la compañía valenciana Atitlan, de Aritza Rodero y Roberto Centeno —yerno de Juan Roig— planea una megaplanta fotovoltaica de 88,8 MW en los términos municipales de Villena y Salinas. La instalación ocuparía una superficie de unas 192 hectáreas y requeriría una inversión de 38,3 millones de euros.

Después, hay otros proyectos menores como el de Grupo Aresol (Alternativas Riojanas Eólicas y Solares S.L.), que promueve en la misma zona una planta de 28 MW bautizada como Parque Solar del Vinalopó.

Estos son los proyectos más cercanos a Villena y a su área de influencia, pero después se suman otros en Castalla, Petrer, Elda, Novelda o Monforte, por citar algunos. En total, sólo la comarca del Vinalopó puede tener más de 20 proyectos en marcha, de más de 50 MW, lo que superaría los 1000 MW, y con una inversión que supera los 500 millones de euros.

[Total:2    Promedio:4.5/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. Buenos días ¿Qué denominación tan burda es decir “energías renovables” o “sostenibles”?. Hasta una central térmica de carbón lo es, puesto que le meten más carbón cuando se ha acabado y ya se ha “renovado” y “sostenido”.
    ¿Qué mafia hay detrás de todo esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba