El Ordenanza

Sorpresa, sorpresa

El Ordenanza. Capítulo 135

Escena 1

Los oblicuos rayos de un luminoso sol avivan los colores de una avenida de Lucentum. A pesar de que estamos a finales del invierno, la mañana se presenta brillante y cálida.

Nos hemos remontado al veintitrés de febrero de 1975. Aunque en Buenos Aires naciese Natalia Verbeke, en Alicante, el mundo daba la bienvenida a un nuevo ser en la Maternidad del Hospital General, actualmente pintada como un “yellow submarine” (algo premonitorio, quizá).

Imagínese por unos segundos, amigo lector, a ese bebé recibiendo por primera vez el contacto de una caricia, un abrazo o su primer beso. Todo magia, ¿no cree? Así es nuestro protagonista de hoy.

Escena 2

  • Don Avelino, es un placer para mí conocerle al fin.
  • Por favor, no me trate de usted, señorita. El placer es mío.
  • ¿Cómo va todo?
  • Ya estamos ultimando los preparativos para que “usted ya sabe quién” tenga un día inolvidable.
  • ¡Fantástico, Avelino! ¡Me muero de ganas de ver la cara que pone al saber la que le tenemos montada!
  • ¿Nerviosa?
  • Sí. Mucho. Me gustaría que todo saliera bien.
  • No se preocupe, señorita: saldrá de guinda.
  • Siempre tan amable, don Avelino. Muchas gracias.
  • Aurora ha preparado una tarta deliciosa. Le ha dedicado mucho tiempo y esmero.
  • … y seguro que está hecha con mucho amor…
  • ¡Por supuesto! Mi esposa lo hace todo con mucha pasión. Anna, Javi y mis nietos, le han ayudado a decorarla.
  • ¡Vaya, es estupendo! ¡Le hará mucha ilusión! Tiene usted una familia encantadora, Avelino.
  • Muchas gracias. Le informo que, la Sala de Juntas, ya está lista. Hemos preparado un recital de poesía, con ilustres poetas, así como diversos fragmentos teatrales de autores que él admira.
  • ¡Es fabuloso!
  • Ya han llegado Edgar Alan Poe y Julio Cortázar y, estamos esperando a Eduardo Mendoza, Alejandro Casona (si no se pierde), Oscar Wilde y don Pedro Muñoz Seca, que nos deleitarán con sus obras en una puesta en escena muy especial, ya que, los actores no son otros que nuestros compañeros del Ordenanza.
  • ¡Qué bien! ¡Me encanta saber que todos estarán en este día tan especial!
  • Es más: le voy a desvelar quiénes serán los protagonistas de cada obra.
  • Sí, por favor.
  • Le cuento: la señorita Elisa Fuster nos leerá “La sirena varada”; Braulio encarnará a Don Mendo y su venganza; Mosto Boy va a convertirse en Gurb; Vicente interpretará (en su salsa) al Fantasma de Canterville y Nuria Moltó protagonizará “El cumpleaños de la infanta”.
  • ¡Guau! ¡Menudo espectáculo!
  • Sí. En la sala Multiusos tenemos otro gran show.
  • ¡Cuente, cuente, Avelino!
  • Ian Astbury va a cantar “Go West” junto a Raff Psycho. Los señores Iggy Pop y Lux Interior interpretarán “Louie, Louie”.
  • ¡Esto es mejor de lo que imaginaba! ¡Esperemos que no venga Rafa de La Unión!
  • ¿Me habéis llamado?
  • Señorita ¡no le mire a los ojos! ¡No mantenga contacto visual!
  • ¡Ostras! ¡Es como una ouija! Es nombrarlo y aparecer. ¡Gabriela, qué sorpresa! ¿Tú también aquí?
  • Es que… es sentir que viene Rafa y…
  • ¡Claro! La licantropía tira…
  • Sí…
  • Si me lo permiten, yo me retiro para ir ultimando.
  • Perfecto, don Avelino. Ha hecho usted un trabajo increíble.
  • Gracias, señorita. Con los años he aprendido a conocer muy bien los gustos de “usted ya sabe quién”.
  • Sí. Es obvio que tienen una relación muy estrecha y se les nota el cariño. Ha sido un placer compartir con usted este capítulo. Para mí es muy importante, don Avelino. Gracias por todo. De un beso a Aurora de mi parte.
  • Lo haré. Gracias.

Escena 3

  • Charlie, soy yo, Josele. Ya están probando sonido los primeros artistas.
  • ¡Perfecto, Josele! ¿Quién tenemos por ahí?
  • Están el Paco Chato, el Culón, el Juandi y Billy Duffy.
  • ¡Vaya! ¡Cómo os lo montáis!
  • … te dejo. Luego nos conectamos.
  • Muy bien, Josele.
  • ¡Eh, Kareka! ¿Cazalla? ¡Veo que ya estás calentando motores!
  • ¡La lava no se calienta sola, alcalde!
  • ¡Makoka! ¿Tú ves esa virgen?
  • Sí, Parece que habla con demasiado reverb, ¿no? ¡Menudo flipe, Wato!
  • ¡Qué despliegue de medios!
  • Sí… lo de la Virgen es fruto de una alucinación que tuve en bici… que a veces reaparece y eso. Si no le hacemos mucho caso, evanecerá.
  • ¡Esto sí que es noticia y no lo del Archivo Municipal!
  • ¡Hombre, Carlos! ¿Tú por aquí?
  • Te digo una cosa, alcalde: como el susodicho se entere de que anda por ahí el Axl Rose haciendo la culebra sexy…
  • Se lo ha traído el Chinorris pa crear polémica.
  • Seguro que le toca la moral.
  • En parte se lo merece, que no veas lo que nos putea a los personajes.
  • Voy a por una beer. ¿quieres una?
  • ¡De eso nos encargamos el Equipo Ô!
  • ¡Viva la birra!
  • ¡Mari, Miguel, Javi, Vicky, pasad adentro, que los nenes están con los abuelos!
  • ¡Hoooola Bródel!
  • ¡Hostias! ¡Baltasar!
  • ¿Cóooooomo va todo, señol alcaaaaalde? ¿S’ha poltado usté bien?
  • ¡Vamos mal! Parece que, quien escribe el capítulo de hoy, tiene las mismas ocurrencias que “ya sabemos quién”. ¡Vamos a ver! ¡Señorita! ¡Meter a Nuria Moltó, cuando lleva ochenta capítulos muerta, es demasiado!
  • ¡Vaaaale, vaaaaale! ¡Jajajajaja! Lo siento, alcalde: intentaré ser buena.
  • ¡Quieto todo el mundo!
  • ¡Madre mía! ¡El Teniente Coronel Tejero! ¿Qué pasa hoy?
  • ¡Se sienten, coño!
  • Adtodio, pod favod. Cdeo que ya tuvibos bastadte ed el ochedta y udo.
  • Pero, Majestad, no puede dejar a España con el culo al aire como hace cuarenta y un años.
  • ¡Ay, Adtodio! ¡Do be hables de cudos ad aire, que be pieddo!
  • ¿QUÉ ESTÁ PASANDO AQUÍ? Mimi, ¿qué hace toda esta gente en casa?
  • Quería hacer algo especial para ti en tu cumpleaños, mi amor y me he dicho… “me voy a tirar a la piscina”. Así que, he escrito un capítulo para festejar a lo grande tu cumpleaños, David. Tanto los personajes de El Ordenanza como yo queremos que, este capítulo, sea un motivo más para traer sonrisas a tu vida. Te amo.
  • ¡Oh! ¡No sé qué decir! Gracias, vida.
  • De nada, cielo.
  • ¡Hola, papá! ¡Felicidades, barroco!
  • Gracias, cariño mío. ¡Joer, qué feliz estoy! Oye, ¿aquel no es Billy Duffy?
  • Sí.
  • ¿Podemos traer también a Aretha?
  • ¡Claro! A Aretha, a Eta, a Nina, a Elvis… ¡a quien quieras!
  • ¡Ostras! ¡Si ha venido hasta la mama!
  • Felicitats, gendre! Jo estic be!
  • Y… ya que tenemos el capítulo hecho… ¿tenemos tiempo de celebrarlo?
  • Todo el tiempo y el espacio, sin velocidad.
  • Yeah!

(Votos: 9 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba