Opinión

Un colectivo de festeras denuncia que Rosique no podrá seguir siendo presidente de la Junta Central a partir del 1 de diciembre

“Nos inquieta lo ocurrido en la última asamblea de la JCF, pero más nos inquieta la pasividad del resto de entes públicos que aguardan en silencio mientras Rosique hace y deshace a su antojo…”

Apreciados lectores y lectoras, ante la llamativa ausencia de temas de actualidad festera en los medios de comunicación locales, las abajo firmantes, bajo un seudónimo al más puro estilo Carmen Mola, intentando evitar que no “rueden cabezas”, hemos decidido rellenar ese espacio informativo vacío para compartir con ustedes esa otra cara de la gestión festera que no se ve, pero que está haciendo una profunda herida en las relaciones entre comparsas, y a su vez de estas con la casa madre Junta Central de Fiestas.

Según han podido saber estas escribientes, la máxima figura de representación de la JCF está a una semana de entrar en el túnel de la irregularidad. Les diremos que el pasado 9 de noviembre, el Sr. Rosique presentó la modificación del artículo de unos estatutos que en estos momentos están fuera de la cobertura normativa, pues la obligada inscripción de esta modificación no se ha hecho, pues desde la JCF ni tan siquiera se han tomado la molestia de enviar al registro el acta de la asamblea y la solicitud de inscripción.

Nos inquieta lo ocurrido en la última asamblea de la JCF, pero más nos inquieta la pasividad del resto de entes públicos que aguardan en silencio mientras este personaje hace y deshace a su antojo. ¿En quién estamos dejando el futuro de la fiesta? ¿En una persona que no cumple con la ley?

Y ustedes pensarán, ¿eso en que afecta a nuestras fiestas? Pues al festero del 4 al 9, nada, pero para los del 9 al 4 esta situación es más que preocupante porque se está dando cabida al todo vale, al querer estar al frente de una entidad por otros intereses y no en pro de la fiesta. Tan sencillo como dar un vistazo al origen de por qué se creó la JCF y cuál es el papel de la persona que ostenta su máxima representación.

Seguramente que para cada uno de ustedes este papel puede ser diferente, pero para estas escribientes está claro que debe de ser digno y acorde al nivel de prestigio que la JCF tiene en nuestra ciudad. Este reconocimiento no ha sido gratis, se lo debemos al saber acumulados de los hombres y mujeres que desde hace más de 50 años has estado trabajando por y para ello.

Solo por el respeto a esta institución es nuestra obligación denunciar que a partir del 1 de diciembre lo aprobado el pasado 9 de noviembre (saltándose a la torera la ley) quedará sin efecto y, por tanto, el Sr. Rosique no podrá seguir siendo presidente de la JCF.

Y, por tanto, nuestras preguntas siguen siendo las mismas que al inicio ¿va a consentir el Ayuntamiento financiar a una institución que no elige legamente sus representantes? ¿Van a consentir las comparsas de Villena pertenecer a una federación que no es legal?

Queridos lectores… seguiremos informando.

Por: Las Inquietas

(Votos: 30 Promedio: 3.1)

3 comentarios

  1. ¿Un colectivo de festeras? ¿Carmen Mola? ¡¡¡ Enga, que de tan redicha y repelente en cada párrafo se te ve venir al kilómetro !!! Da la cara y déjate de milongas. ¿Qué quieres ganar con juego sucio lo que no has podido defender por lo legal? No tienes vergüenza y ya lo has demostrado todo este último año, desde tu trabajo, hasta tu labor festera por no hablar de lo personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba