Sucesos

Un corrimiento de tierras provoca el desalojo de otro edificio y el caos circulatorio

Apenas dos días después del desalojo de una treintena de vecinos de un inmueble situado en la calle Alto de los Leones, se ha venido abajo el muro de contención de una obra sita en la calle Madrid. El movimiento de tierras ha motivado el desalojo inmediato de los vecinos ubicados en el número 2 de dicha calle así como del primer inmueble de la calle Trinidad. La calle Madrid ha sido cortada al tráfico por precaución.
Según ha podido valorar en primera instancia el edil de Urbanismo, José Ayelo, la calidad del suelo en la zona es “muy mala”, existiendo un “terreno débil y arenoso” ante el cual la constructora “ha tomado todas las protecciones”. Aún así, el muro de hormigón construido para evitar desplazamientos de tierra durante la excavación se ha partido, cediendo en su zona central más de un metro. La primera actuación, además de asegurar las viviendas colindantes, será asegurar el muro con tierra, romperlo, retirarlo y construir lo antes posible uno nuevo para evitar nuevos desplazamientos de tierra.

El hecho de hayan tenido lugar dos sucesos similares en apenas unos días ha hecho afirmar a Ayelo que “van a tener que tomarse más precauciones de las habituales en dicha zona”. En cualquier caso, siempre según Ayelo, “el accidente de hoy es de menor entidad que el de la semana pasada”. Precisamente, hoy hemos sabido que los afectados por el desalojo del edificio de Alto de los Leones, que en primera instancia fueron realojados en el hotel Salvadora y en la Fundación Vivir, ocuparán durante los próximos días seis inmuebles alquilados durante el tiempo que sea necesario para arreglar los desperfectos de sus viviendas.

“Lo veía venir”
Juan García Salguero, vecino del inmueble contiguo al solar afectado por el corrimiento de tierras, también se verá obligado a abandonar temporalmente su hogar. Según sus propias palabras, “desde hace meses” está advirtiendo a “arquitecto, constructor y promotor” de la mala calidad del terreno, que ya dio problemas cuando se construyó el ambulatorio. De hecho, antes de iniciarse la excavación levantó Acta Notarial acompañada por fotografías sobre el estado de su casa, en la que han aparecido numerosas grietas. García Salguero se muestra convencido de que “el movimiento de tierras ha movido también” el suelo de su casa, y lamenta que no se hayan tomado medidas adicionales: “cuando les advertí de la mala calidad del suelo me dijeron que iban a hacer un muro pantalla de protección, pero no lo hicieron porque valía mucho dinero”, ha afirmado. A la espera de conocer con detalle la gravedad de los daños, García Salguero ha vuelto a requerir la presencia notarial y ha puesto el caso en manos de su arquitecto y su abogado.

Caos circulatorio
En el momento se ha tenido noticia del derribo, se ha decidido cortar la circulación en la calle Madrid para evitar que las vibraciones del tráfico puedan afectar más al muro dañado. Tal vial es una de las principales arterias de la ciudad, por lo que ha debido habilitarse de manera inmediata la circulación en doble sentido en la calle Corredera.

Por ello, José Ayelo, consciente de las molestias causadas, ha pedido paciencia y colaboración a los vecinos, señalando que, como mínimo, la calle estará cortada durante toda la jornada del lunes a la espera de conocer las medidas definitivas que se tomarán al respecto.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba