Sociedad

Un día cualquiera en el albergue

El trabajo de la Protectora de Villena (SPAP) durante 24 horas

Hace unos días, publicamos en nuestra página de facebook una serie de vídeos que pretendían realizar un pequeño esbozo del trabajo que realiza la Protectora de Villena (SPAP) a diario, durante los 365 días del año.

Un trabajo que realizamos para la ciudad de Villena, empezando con el rescate 24 horas de animales perdidos, abandonados o errantes (tras aviso de particulares o autoridades), asi como custodia de animales decomisados de aquellas especies que se pueden albergar en el centro municipal; y continuando con la gestión del albergue canino municipal, cuidados éticos y necesarios de los animales, búsqueda de hogares, etc...


Una labor que pasa, en muchas ocasiones, desapercibida para parte de la población y que, aun así, ha sido una de las actividades consideradas esenciales durante el confinamiento y el estado de alarma desde marzo a junio de 2020.


Un trabajo que lleva realizando esta asociación (mediante convenio) desde hace más de 30 años en Villena. A este respecto, hay que decir que esto es así porque los ayuntamientos tienen la obligación de ofrecer ese servicio de recogida de animales perdidos, abandonados, vagabundos o errantes a la población (tal como se detalla en el artículo 18 de la Ley 4/1994, sobre Proteccion de los Animales de Compañía, de la CV) y que el Ayuntamiento de Villena ha confiado dicho servicio a la Protectora durante todo ese tiempo y aún hoy en día.


No vamos a hablar aquí de esa trayectoria de la asociación desde los años 80, ya que esto daría para otro artículo, pero sí queremos narrar nuestro día a día, aunque sea de forma breve, para aquellas personas que todavía desconocen el trabajo que se realiza en el albergue.

Suena el teléfono de urgencias (servicio de guardia 24 horas). Pueden ser las 7 de la mañana, o las 2 de la tarde, o las 3 de la madrugada. El teléfono de urgencias para el rescate de animales perdidos o abandonados está activo las 24 horas del día y, detrás de él, una persona que, además de su trabajo ordinario, dedica el resto del día a atender estas llamadas. Hay días más duros que otros, en los que dan ganas de llorar de impotencia y agotamiento. Es por esto que pedimos siempre colaboración ciudadana y prudencia al usar este servicio. Las urgencias de la Protectora se deben utilizar para rescates de animales que deambulan solos; no son un servicio de consulta o adopciones (tenemos para esto una atención telefónica por las mañanas en el mismo número); tampoco son urgencias veterinarias (para eso están las clínicas).

En el albergue, empieza la jornada con la preparación y la medicación de los animales en tratamiento. Se limpian las jaulas de los animales hospitalizados o en cuarentena, se realizan curas y se sacan a pasear los perros que se encuentran en esta área.

Empieza el día | Preparando la medicación | Medicando



Acto seguido, se procede a la limpieza de patios y jaulas exteriores, tanto en las zonas de perros, como de gatos. Son un total de 58 jaulas de perros, con sus respectivos patios o áreas de esparcimiento y 8 zonas de gatos: alrededor de 300 animales en este momento, aunque tenemos épocas con más animales. Las tareas que se realizan durante toda la mañana son de limpieza de zonas y enseres, junto con la reposición de comida y agua. Periódicamente, se llevan a cabo labores de desparasitación de los animales y sus dependencias. Mientras, los perros salen a los patios por turnos a hacer ejercicio y socializarse, momento que también se aprovecha para conocerlos mejor y hacer vídeos y fotos que puedan ayudar en la búsqueda de hogares para todos. También, se les observa para detectar posibles heridas, cojeras o cambios en su ánimo que pueden ser susceptibles de atención veterinaria. Durante la mañana, también se atienden llamadas para rescates de animales perdidos o abandonados como durante las horas de guardia (urgencias).

Limpieza de jaulas perros | Limpieza de zonas de gatos | Reponiendo pienso y latas:

Por otro lado, veterinaria y auxiliar dedican la jornada a revisión y seguimiento de casos, diagnóstico de nuevos enfermos derivados a enfermería, analíticas, vacunaciones, prescripciones, cirugías, curas más específicas y vendajes, atención a animales en casas de acogida y seguimiento veterinario post-adopción, así como trabajo más burocrático consistente en realizar informes, registro de entrada y salida de animales, documentación, organizar adopciones internacionales, etc. También, desde la oficina, se atiende al público de manera presencial o telefónica: Trabajo de oficina.

Cuando termina la mañana, los animales se relajan a la sombra o al sol (dependiendo de la estación): Fin de la mañana (siesta).

Por la tarde, se vuelve a asear la zona de hospitalizados, salen a pasear los perros que allí se encuentran y se medica de nuevo. Estas horas se dedican también a algún trabajo puntual sobre socialización o conducta: Paseo de hospitalizados.



Por su parte, el voluntariado que realiza sus labores fuera y dentro del albergue, dedican la mayor parte de su tiempo libre, tras atender sus trabajos particulares y a sus familias, a la difusión de animales para su adopción, hacer fotos y vídeos de los mismos, actualización de fichas en web, llevar la contabilidad, responder consultas de posibles adoptantes por mail o redes, coordinar paseos de los domingos, organizar y preparar mercadillos o eventos solidarios (como, por ejemplo, el calendario), etc. Trabajo voluntarias-difusión | Voluntariado calendario (sesión fotos).

Tanto voluntarias como trabajadoras, dedican ratos a dar cariño a los animales, apoyo emocional, terapias dentro de las posibilidades de cada cual. Son los momentos más agradables para todos. Hasta que se encuentre un hogar para los animales, estas personas son la única familia que tienen. Por esto, se han ido formando a lo largo del tiempo: cursos de conducta y educación básica para perros (con un curso especial dedicado a las razas consideradas PPP), cursos de primeros auxilios para animales, cursos de gestión de albergues de protección animal y adopciones,... y algunas de ellas, de forma más específica, han realizado cursos de terapias con animales, licencias y psicotécnicos para tenencia de PPP, cursos de ATV, cursos de legislación básica en protección animal... Dando mimos | Amigos.

Mención especial también a las casas de acogida temporales para animales que, por circunstancias individuales, no pueden estar en el albergue (cachorros, ancianos, animales con miedo, operados,...). Las casas de acogida cumplen un importante papel y facilitan el trabajo del albergue siempre que cumplan unos requisitos mínimos de disponibilidad y colaboración.

Y por supuesto, no podemos terminar la relación de tareas diarias sin hablar de la colaboración con las asociaciones extranjeras y de las adopciones, tanto nacionales como internacionales, sin las cuales sería inviable mantener el sacrificio cero en Villena, el cual consiguió la Protectora hace unos 15 años y, hasta hoy, se mantiene.



Todo esto que hemos relatado marca la diferencia entre un albergue municipal gestionado por una Protectora y otro gestionado por una empresa con intereses lucrativos (comunmente llamada Perrera). Todavía hay personas en Villena que hablan de perrera al referirse a este centro, cuando nada tiene que ver este con aquellas (siempre que lo siga gestionando la Protectora). Por eso, realizamos campaña informativa explicando qué es una Protectora y qué es una perrera. Como decíamos, todo esto que habéis visto en los vídeos y mucho más, es lo que hace una Protectora:

  • Rescatar
  • Salvar vidas
  • Darles atención veterinaria y alimentarlos
  • Procurar su bienestar
  • Dar apoyo emocional
  • Mantenerlos con vida
  • Buscar hogares

Sin embargo, las perreras gestionadas por empresas con ánimo de lucro tienen otra manera de funcionar:

  • Recogen
  • Hacinan
  • Abaratan costes en detrimento del bienestar animal
  • No dan la atención veterinaria necesaria realmente, solo la justa
  • El alimento es escaso
  • Sacrifican animales sanos por ser poco adoptables; o enfermos, por no gastar en tratamientos; o simplemente porque ha transcurrido el plazo legal que les obliga a mantenerlos con vida y a partir de ese momento son un estorbo
  • No buscan hogares (o, en todo caso, si la empresa lo permite, lo harán voluntarios de fuera)

Diferencias entre protectora y perrera.

Económicamente, la asociación aporta al albergue municipal una cantidad de dinero conseguida gracias a socios, donativos particulares y del extranjero, teaming, mercadillos y eventos. Esta cantidad, sumada a la aportación del ayuntamiento, hace sostenible mantener esta atención ética necesaria que se les da a los animales en Villena, sin beneficios para la asociación, cosa que tampoco haría una perrera.



En conclusión, la Protectora trabaja mucho por los animales, pero también por la ciudad, manteniendo el rescate 24 horas y evitando, por ejemplo, accidentes por deambulación de animales perdidos. Las relaciones de la Protectora de Villena en el extranjero son sólidas y positivas, por lo que en otros países, nuestra ciudad es conocida por la buena gestión de la Protectora y los animales que adoptan de aquí.

Todas estas tareas y más son las que realizamos día a día, sin festivos, sin cerrar en vacaciones, sin confinamientos, porque ellos nos necesitan todos los días del año. Y por ellos, por amor incondicional, seguimos y seguiremos trabajando y luchando.

Y, después de leernos hasta el final, si queréis colaborar, os explicamos algunas formas de hacerlo.

Para hacerte socio o teamer:

Síguenos también en:




[Total:2    Promedio:4.5/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. Hacéis una labor digna y solidaria. El Ayuntamiento debería hacer actividades extraescolares con los colegios, institutos, y demás asociaciones para conocer vuestro trabajo, y educar a la sociedad para que erradicar el terrible problema que se vive con el abandono animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba