Salud

Un error obliga a vacunar por tercera vez contra el Covid a vecinos de Biar

Una treintena de personas nacidas en 1978 reciben otro pinchazo de Pfizer después de que a doce de ellas no se les inoculara el fármaco, sino solo suero

La Conselleria de Sanidad ha vuelto a citar a una treintena de personas que recibieron la segunda dosis de Pfizer en el centro de vacunación de la localidad alicantina de Biar tras inocularles a doce de ellas un suero por error.

El excedente de fármacos cuando terminó la jornada en la que se estaba pinchando a la generación de 1978 -43 años- hizo saltar las alarmas entre el personal del centro de salud al comprobar que una docena de dosis no se habían diluido correctamente.

Al no poder identificar a los doce afectados y después de que los expertos de Salud Pública hayan analizado el caso, se ha decidido que todos los vacunados reciban una tercera dosis, la segunda para la mitad de ellos, respetando el intervalo de 21 días entre ellas que exige Pfizer, han explicado fuentes de la Generalitat Valenciana tras la información adelantada por À Punt.

En ese sentido, desde Sanidad descartan cualquier contraindicación e indican que el proceso se va a seguir tal y como avala la ficha técnica de la vacuna y los estudios científicos realizados.

En cualquier caso, señalan que se ha tomado esta determinación porque no existe más riesgo para la salud que el de dejar a una docena de personas desprotegidas.

A los afectados se les inoculó a principios de julio, por lo que ya tienen la nueva cita programada para esta misma semana, según ha podido confirmar este periódico y algunos incluso ya han vuelto a pasar por el centro de vacunación.

De esta forma, serán los primeros vacunados en España que reciban una tercera dosis contra el coronavirus en pleno debate sobre la conveniencia de añadir este nuevo pinchazo al proceso para reforzar la inmunización.


Martínez: «El personal sanitario está saturado porque no llegan refuerzos»

Al respecto, la alcaldesa Biar, Magdalena Martínez, lamenta que su pueblo, de poco más de 3.600 habitantes, se encuentre en el ojo del huracán «por un fallo humano» y considera como clave de lo ocurrido que el personal sanitario se encuentra «bajo mínimos» en su centro de salud.

«En este centro damos servicio también a Cañada, Campo de Mirra y Benejama. Hace pocas semanas hubo un repunte de casos y se hicieron muchas PCR, además de mantener un ritmo de vacunación alto. Todo esto con un personal bajo mínimos y muy saturado porque no llegan refuerzos», según explica la primera edil del municipio alicantino.

Martínez afirma que su localidad se ha convertido «en la anécdota del momento» porque varios vecinos serán los primeros españoles en recibir la tercera dosis de Pfizer: «Entiendo que si han decidido eso es porque es la mejor solución, nosotros poco más sabemos, todo depende de Sanidad y Salud Pública».


Un pinchazo más tras recibir la pauta completa

De hecho, un estudio propio de la farmacéutica estadounidense asegura que un tercer pinchazo produce anticuerpos contra la variante Delta cinco veces más altos en personas de entre 18 y 55 años, y más de once veces en gente de entre 65 y 85 años. Además, la compañía cree que será necesario entre seis meses y un año después de la vacunación completa «para mantener altos niveles de protección».

El consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, aseguró en declaraciones a la CNBC que, según otro estudio de la empresa que no ha sido publicado en ninguna revista científica, la efectividad de las dos dosis de la vacuna desciende al 84% de cuatro a seis meses después de su administración. La efectividad máxima, del 96,2%, se alcanza entre la primera semana y los dos meses después de haber recibido el suero. A partir de ese momento, este porcentaje iría descendiendo un 6% de media cada dos meses.

No obstante, la gran mayoría de los expertos abogan por esperar a comprobar la duración de la inmunidad que proporcionan las dos dosis ya definidas antes de lanzarse a inocular una tercera a la población general.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las agencias reguladoras europea y estadounidense -EMA y FDA- consideran que, antes de plantearse un refuerzo que todavía se está estudiando, habría que inmunizar a cuantas más personas mejor en todo el mundo, sobre todo, en países subdesarrollados.

[Total:2    Promedio:3/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba