Salud

Vía libre para la tercera dosis de la vacuna para los mayores de 50 años

El único tramo de edad en el que no están aumentando los contagios de covid de la nueva ola es el de los mayores de 70 años que ya tienen la tercera dosis

Ante la posibilidad de que la variante Ómicron se convierta en dominante el próximo mes de enero, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas avalaron este miércoles un pinchazo de refuerzo a los mayores de 50 años. La decisión tendrá que ser ratificada hoy por la Comisión de Salud Pública, según confirmó la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, Darias explicó que «es muy importante continuar con esta pauta de refuerzo porque sabemos que va a ayudar» a frenar la expansión del virus. La propuesta de la Ponencia de Vacunas que revisará hoy la Comisión de Salud Pública es la de poner una dosis de refuerzo a los mayores de 50 años seis meses después de recibir la última inyección, así como para los que tengan una doble pauta de AstraZeneca, es decir, buena parte de los trabajadores esenciales menores de 60 años que se vacunaron la pasada primavera.

La dosis de refuerzo es una decisión avalada por los laboratorios, que consideran que la tercera dosis garantiza la efectividad ante Ómicron. Pfizer anunció la semana pasada que su fórmula es «eficaz» contra la nueva versión del virus después de «tres dosis», aunque adelantó que espera tener lista una vacuna específica para esa variante antes del próximo mes de marzo.

Pocos vacunados

A mediados de septiembre, el Ministerio de Sanidad autorizó la tercera dosis en las residencias, y en las semanas siguientes dio luz verde al pinchazo extra en los mayores de 70 y luego en los de 60. Este último grupo es el que más preocupa a día de hoy, ya que solo el 60 por ciento se ha vacunado por el momento.

La opción de utilizar una tercera dosis llega además en medio de la escalada del número de contagios. La incidencia del virus creció este miércoles 29 puntos y ya se sitúa en los 441 casos por cada cien mil habitantes. Algunas comunidades, como Navarra la tasa de contagios es ya de 1.314. En el País Vasco supera los 966, mientras que en Aragón es de 772.

La presión hospitalaria también sigue al alza con una ocupación de las UCI del 13,42 por ciento. En el País Vasco, dos de cada diez camas de cuidados intensivos están ocupadas por un paciente con Covid-19, mientras que en Cataluña la tasa de saturación sube al 25%.


Sube un 42 por ciento

Darias explicó ayer que la incidencia ha subido un 42 por ciento con respecto a la semana anterior y que el único grupo en el que no aumentan los contagios es en el de las personas de más de 70 años debido a que la mayoría ya tienen la tercera dosis. Delta además sigue siendo la variante dominante, aunque la nueva versión del virus, Ómicron, ya ha sido detectada en 40 casos, la mitad relacionados con viajes.

Pese al preocupante aumento de los contagios y de las hospitalizaciones –aunque en menor medida que en olas anteriores–, Darias se resistió ayer a proponer restricciones de cara a la Navidad. El ECDC envió un mensaje de alerta al avisar de que «las vacunas por sí solas no lograrán frenar al virus», pero la ministra de Sanidad subrayó que «la situación de España no es igual al resto de Europa en cuanto a tasa de vacunación».

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba