Medio Ambiente

Villena sale bien parada del temporal, aunque con deberes pendientes

La rambla del Angosto y la acequia del Rey, principales puntos negros a mejorar

Los ediles de Ciclo Hídrico, Obras e Infraestructuras y Medio Ambiente y Agricultura, Merce Menor, Andrés Martínez y Paco Iniesta respectivamente, han comparecido para hacer balance del paso de la gota fría por Villena, de las medidas preventivas tomadas y de las consecuencias que han tenido las lluvias.

Villena ha salido “bien parada”, decía Martínez, con unas precipitaciones no muy intensas (entre 45 y 50 litros por metro cuadrado de media) excepto en la zona de los Alhorines, La Encina y la Zafra, donde se han registrado hasta 190 litros. Y precisamente esa ha sido una de las zonas más problemáticas, pues la rambla del Angosto es la que ha recogido todas las precipitaciones y arrastres de la zona, llegando a cortar la carretera de Caudete, que en teoría debe ser reabierta al tráfico esta misma mañana.

Los problemas han sido intensos en La Encina, donde se inundaron algunos bajos en el pabellón norte y se perdió la luz durante la madrugada del jueves al viernes, algo que se subsanó horas después con un grupo electrógeno. Desde esta misma mañana hay un equipo de limpieza adecentando la zona, donde además se va aplicará mañana una limpieza extraordinaria con más personal.

Otro punto conflictivo, añadía Paco Iniesta, ha sido la acequia del Rey, que precisamente recoge parte de las aguas de la rambla del Angosto. Se ha desbordado afectando a aproximadamente un kilómetro en la zona del puente del Salero, el Salero Viejo y La Lagunilla, pero ha mantenido sus niveles habituales a partir de la carretera de Yecla, lo que lleva a pensar “que además de los cañizos, debe haber ciertos tapones o sedimentos en el fondo que impiden que el agua circule con fluidez en la zona desbordada”. Por ello, y junto a los regantes, el ayuntamiento va a volver a reclamar de nuevo una actuación a la Confederación Hidrográfica del Júcar, en esta ocasión respaldado por todo el material gráfico que se ha podido obtener estos días.

De igual modo se ha solicitado ya una reunión con Adif para estudiar posibles soluciones a los problemas de La Encina, donde las obras ferroviarias han dejado una sola salida al agua, un problema que se ha puesto de manifiesto claramente con este episodio de lluvias. “Afortunadamente no ha caído mucha cantidad en Villena, pero si la descarga hubiera sido mayor estaríamos hablando de daños mucho peores”, decía Andrés Martínez.

Mercedes Menor agradecía el trabajo de todos los cuerpos de seguridad implicados y destacaba las labores preventivas llevadas a cabo, como descubrir los imbornales en zonas como el recinto ferial o la plaza de la Virgen, evitando así la acumulación de agua, así como subrayaba el buen funcionamiento de algunas obras recientemente concluidas, como las de la Avenida de la Constitución o la calle General Bellod, que “han reducido notablemente la creación de ramblas y charcos facilitando el tránsito por la ciudad”. Asimismo, se destacaba el buen funcionamiento de la actuación llevada a cabo en el colegio Príncipe Don Juan Manuel, cuyo objetivo principal es evitar la inundación y el arrastre de tierra hacia la calle San Sebastián. “Esas “piscinas” han recogido el agua evitando su salida hacia la calle, y en un par de días drenarán y volverán a estar secas”. La intención del ayuntamiento, explicaba, es plantar arbolado en dichos espacios.

En cuando a la agricultura, y excepto en aquellos terrenos inundados (donde había plantaciones de ajos y cebollas), en términos generales no hay daños que lamentar. Al contrario, "ha sido un agua beneficiosa, porque ha caído de forma muy prolongada pero sin intensidad, por lo que ha resultado muy positiva para el campo", concluía Martínez.

[Total:6    Promedio:3.2/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba