Saber es acordarse

Agua va y agua viene

El tema del agua es complicado y difícil de entender para una mayoría entre la que me incluyo, sobre todo cuando priman intereses políticos y no se analiza desde un prisma global que beneficia al conjunto del Estado. El PSOE ya ha comenzado a posicionarse en aquello que antes negaba, los trasvases, eso sí siempre que sean medioambientalmente sostenibles (que puedan mantenerse por sí mismos), económicamente viables (con probabilidad de llevarse a cabo) y socialmente aceptables (esto está más crudo).
Si analizamos las diferentes opiniones con relación a la venta de agua a Danone, resultan chocantes las declaraciones del Sr. Bernat Soria, Ministro de Sanidad y Diputado por Alicante que ahora argumenta que la venta de agua está haciendo mucho daño a los que defienden de verdad a Alicante. Yo le diría al Sr. Soria que “a Villena nunca nadie la ha defendido”, siempre se han interpuesto los intereses partidistas en nuestro camino y para mayor claridad el cambio de trasvase, quizás por ello no ganaron en Alicante en las pasadas elecciones.

Hemos asistido la pasada semana a noticias contradictorias por parte de la Comunidad de Castilla La Mancha para oponerse a la venta de “nuestra agua” a la multinacional Danone, tergiversando unas declaraciones de la Ministra de Medio Ambiente, la cual no se opone a esta venta siempre y cuando el volumen detraído por la planta embotelladora viniera acompañado por una propuesta de reducción muy superior a las extracciones del acuífero, sin embargo el portavoz socialista manchego argumenta que esta medida es ilegal, entiendo que para el Sr. Santiago Moreno, portavoz del PSOE en el Parlamento Manchego, también será ilegal la venta de agua en Caudete, ¿o como esto beneficia a su Comunidad ya no se plantea su legalidad?

Lo que una gran parte de los ciudadanos no entiende es por qué no podemos aprovechar parte del caudal del Ebro, por poner un ejemplo, cuando en las últimas semanas están vertiendo desde el embalse de Mequinenza al mar por Tortosa 2.000 m3/s. diarios, caudal muy superior al ecológico (100 m3/s.), o sea 20 veces más. Les recomiendo leer un artículo del catedrático Francisco Ruiz Beviá, de dónde he sacado algunos datos y preguntas que detallo: “¿Por qué no aprovechar una "parte mínima" de los más de 1.400 hm3 que se vierten estos días de crecidas al mar? A los que hablan de caudal ecológico como argumento se les cae por sí sólo ¿Por qué dejar que se inunden pueblos y cultivos y, además, que se viertan al mar 2.000 m3/s durante varios días al año cuando estos pueden ser utilizados por otras cuencas? Lo que se vierte al mar en un día, 178 hm3, con lo que produce en un día la desaladora de Alicante, 0,05 hm3, nos puede dar una idea de la magnitud de los excedentes del Ebro”.

Hay otros que argumentan que en Alicante, Murcia o Almería malgastamos el agua en instalaciones de ocio y turismo (golf), o en el mantenimiento de estructuras agrícolas con un consumo de agua muy superior al que se da en otras Comunidades. ¿ Acaso el turismo no crea empleo, o no genera divisas, o no genera consumo, o la producción de la huerta murciana o almeriense no genera riqueza y exportaciones? ¿Quién se beneficia de todo ello si no es el conjunto del Estado, que redistribuye la riqueza generada?

Ya va siendo hora de que dejemos a un lado la insolidaridad de unas regiones con otras y que defendamos el bien común para todos sin entrar en eufemismos y sin generar crispaciones, aunque ello conlleve tener que cambiar posiciones políticas que muchas veces nos han sido marcadas por minorías.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba