Tenis

Alcaraz dice adiós a su aventura en Wimbledon

El pupilo de Ferrero no tuvo su mejor día y cayó con justicia ante un gran Sinner

Desconexión de Carlos Alcaraz en su segundo Wimbledon. El estreno en la ronda de octavos, en la 'Catedral', la central, distó mucho de ser el deseado por el murciano, que no se pareció en nada al de días anteriores. Pagó un mal inicio ante un contundente Jannik Sinner, que acabó desenchufando al español del torneo por mucho que se resistió a irse, con más pundonor que acierto.

El murciano, 19 años y nº 7 mundial, había ganado las dos primeras batallitas en profesional a su amigo y rival italiano, 20 años y nº 13. En el Challenger de Alicante 2019 y en el Masters 1000 ATP de París 2021. Sin embargo, la primera gran guerra de otras muchas que han de llegar con el tiempo, fue dominada por un imperial Sinner ante un desconocido, por falta de energía y puntería, Alcaraz.

Se manejó mejor en la hierba Sinner, que venció 6-1, 6-4, 6-7 (8) y 6-3 en 3h.35. Será él quien debute en unos cuartos de Wimbledon, igualando su mejor resultado de Roland Garros 2020 y Australia 2022. Un capítulo más en el aprendizaje de Alcaraz, que forzó un cuarto set remontando dos bolas de 'match' en el 'tiebreak del tercero'.

También levantó tres más con 2-5 en la cuarta manga. A la sexta Sinner, con los nervios propios del cierre de una victoria tan trascendente, selló su perfecta actuación. Mantuvo su saque intacto remontando siete bolas de rotura, incluida una en el juego definitivo.

Coqueteó con la épica Alcaraz, pero le pasó un poco como en su derrota en cuartos de Roland Garros contra el alemán Alexander Zverev. Pagó un inicio lastrado por la tensión, amagó con recuperar su mejor tenis pero ni el marcador ni un rival de entidad y lógicamente crecido por el mismo permitieron que hubiera remontada. En hierba además, sus recursos por ahora son más limitados ya que se trata sólo de su segundo torneo profesional.

No es lógico que Alcaraz reciba un 0-7 de Sinner para 1-6 y 0-2 en un suspiro, ni una hora. Evitó el KO remontando un 0-40 en el juego inaugural de la tercera manga, cuando daba la impresión de que deseaba irse, olvidar la pesadilla. El instinto innato de competitividad y supervivencia le aguantaron en el pie entonces, como en los estertores de cada punto de 'match' ganado.

Caminó tanto por el alambre el pupilo de Juan Carlos Ferrero que se cayó. Ayudó un Sinner que explotó mejor sus condiciones en el césped. Sirvió muy bien salvo en el tramo definitivo, penalizado por la presión, pero sobreo todo restó mucho y bien, agobiando continuamente al de El Palmar.

Alcaraz volverá a la tierra batida. En su calendario figuran los torneos de Hamburgo o Umag antes de afrontar la pista dura que conduce al US Open a finales de agosto. A seguir intentándolo, cada vez con más experiencias acumuladas, las vivencias que precisa conocer y asimilar para continuar creciendo.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba