Sociedad

Aplazado “in extremis” el desahucio de una mujer y sus dos hijas menores

Sin más posibilidad de aplazamientos, quedarán en la calle en un mes por una deuda de 2.680 euros

Solvia, entidad inmobiliaria dependiente hasta hace unos meses del Banco Sabadell, que la ha vendido a un fondo de inversión sueco, ha aceptado aplazar a última hora el desahucio previsto para esta mañana en una vivienda de Villena debido al impago del alquiler social por parte de su ocupante: una mujer de 35 años sin trabajo y con dos hijas, de 9 y 4 años, a su cargo.

Se trataba –explica Quico Sánchez, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca– “de la última oportunidad, porque esta persona ya tuvo un aplazamiento de tres meses”. Sin embargo, intuye que “se ha ganado un mes más al advertir a Solvia de la presencia mediática”, pero asume que “ya no habrá más plazos, porque esto es un proceso judicial y está en marcha. Esta mujer y sus hijas van a quedar en la calle en un mes si no se encuentra una alternativa, y todo por una deuda de 2.680 euros que ha intentado pagar tras conseguir que alguien se lo dejara a última hora”. Desde luego, añadía, “no hay proporcionalidad entre los ingresos de la gran banca y los problemas de una persona que ha perdido su trabajo”.

La afectada “está solicitando una solución a Servicios Sociales, pero se limitan a decir que el ayuntamiento no tiene disponibles más viviendas sociales y se lavan las manos”. Además, tiene aprobada la Renta Valenciana de Inclusión “pero no le ha llegado aún”. A pesar de todo, añadía, “consiguió el dinero hace unas semanas y se presentó en el banco para pagar, pero se desentendieron diciendo que eso era cosa de Solvia y ella ya no supo a quién dirigirse”.

Tras conseguir in extremis este aplazamiento, Sánchez hacía un llamamiento al ayuntamiento, señalando que “no se puede mirar hacia otro lado cuando Villena tiene uno de los mayores ratios de pobreza de la Comunidad Valenciana y, además, el ayuntamiento no debe un euro y tiene superávit, y sin embargo seguimos siendo uno de los ayuntamientos que menos invierte en ayudas sociales, hasta el punto de que en 2016 nos dieron el “premio” Corazón de Piedra”. Desde entonces, añadía, “la cosa ha mejorado algo, pero no mucho”.

No vale todo, concluía Sánchez, lamentando que el ayuntamiento haya dejado pasar la posibilidad de aumentar su parque de vivienda social con el “edificio de los maestros” o los Peones Camineros. “En Villena hay una bolsa de pobreza tremenda y no se mira hacia ella, pero se debe hacer algo o esto nos comerá. Somos una de las poblaciones con mayor ocupación ilegal de España y no vale mirar hacia otro lado. Alguien tendrá que coger el toro por los cuernos y hacer algo, porque si se cumpliera la ley y toda esa gente dejara sus viviendas, tendríamos a más de 1.000 personas pidiendo en la calle. ¿Vamos a llegar a eso o vamos a actuar antes?”, zanjaba.

[Total:1    Promedio:2/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. Los servicios sociales de Villena nunca han hecho nada por nadie y para desgracia de muchos nunca lo harán, mi familia lleva esperando ayuda de esas personas y en lo que llevan con nosotros solo nos han puesto más y más problemas con todo nos imposibilitan ayudas económicas escudándose en que “con una persona que os eche una mano a limpiar basta” cuando obviamente necesitamos el dinero mínimo para poder subsistir y aún así siguen denegandolo aprovechando “ayudas” para ponernos más horas a una persona con un dinero que nos corresponde, que nisiquiera es dinero suyo o una empresa “solidaria” lo pagas con la misma ayuda económica que te deniegan

    Sinceramente si quieres una ayuda no esperes nada de los servicios sociales villenenses lo único que harán será echarte una mano al cuello y trabajar a costa de tu desgracia para aumentar sus sueldos.

    Dulce e injusta Villena. . .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba