Ciudad

Atención: a partir de este martes la velocidad en ciudad baja a 30 km/h

Según la DGT, el paso de 50 a 30 km/h reduce cinco veces el riesgo de fallecimiento en caso de atropello

La reducción de la velocidad máxima de 50 a 30 km/h en las ciudades españolas será una realidad a partir de mañana. Te detallamos todo sobre las nuevas velocidades de la DGT

El Consejo de Ministros aprobó la reforma por Real Decreto a mediados de noviembre, fijando su entrada en vigor para el 2 de enero de 2021. Pero el artículo en el que se fijaban los nuevos límites tenía un plazo para su aplicación... periodo que acabará mañana: el 11 de mayo.

A partir de ese momento el límite máximo de velocidad en aquellas vías urbanas de un solo carril de circulación (es decir, el 80% de las calles de las ciudades españolas), queda establecido en 30 km/h, lo que supone en la práctica la reducción de la velocidad de 50 a 30 km/h en una gran parte de nuestras ciudades.

El límite más estricto: 20 km/h

Pero no queda ahí la cosa, ya que ese tope puede reducirse incluso más, hasta los 20 km/h, en vías sin diferencia de altura entre calzada y acera de plataforma única, como en las calles Teniente Hernández Menor o San Antón en el caso de Villena.

Eso sí, en las vías urbanas de dos o más carriles –la entrada a Villena desde Madrid, entre las rotondas– se mantendrá el límite actual de 50 km/h.

Desde la concejalía de Policía y Tráfico se va a revisar toda la señalización existente en las entradas de la ciudad para actualizarla y evitar confusiones entre la ciudadanía.


Objetivo DGT: Reducir accidentes

Es cierto que antes de la entrada en vigor de esta medida ya hay algunas ciudades que han establecido zonas con límite de velocidad de 30 km/h, pero con su inclusión en el Reglamento la DGT quiere dar carta de naturaleza nacional a medidas todavía esporádicas.

La justificación de la DGT para bajar los límites de velocidad en ciudad es el de la reducción de la accidentalidad que traerá consigo. Según los datos del organismo regulador del tráfico, el paso de 50 a 30 reduce cinco veces el riesgo de fallecimiento en caso de atropello.

Además, la Dirección General de Tráfico quiere así atacar la accidentalidad en vías urbanas, que en 2019 subió un 6% pese a que la siniestralidad en interurbanas se redujo en ese mismo porcentaje.

[Total:1    Promedio:1/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba