Medio Ambiente

Denuncian la creación de 50 nuevas hectáreas de regadío sobre el sobreexplotado acuífero Jumilla-Villena

El colectivo Salvemos el Arabí, de Yecla, anuncia movilizaciones para el 23 de mayo ante “la inacción de las administraciones local, autonómica y estatal”

Desde hace ya varios años, la Plataforma Ciudadana “Salvemos el Arabí y Comarca”, de Yecla, viene denunciando la sobreexplotación de los acuíferos del Altiplano, la llegada masiva de grandes empresas de agricultura intensiva, la reconversión de fincas tradicionales a regadíos industriales, el abandono de cosechas y el despilfarro de agua por parte de estas empresas, la contaminación por plásticos y pesticidas, y un largo etcétera.

En los últimos meses, estamos asistiendo a la roturación y preparación de terrenos y a la construcción de un gran embalse por parte de una prominente empresa regional que está literalmente adueñándose de todo un valle, instalando parrales de uva de mesa y frutales de fruta de hueso.

Se trata de unas 50 hectáreas que han estado sin cultivar durante los últimos 20 años aproximadamente, es decir, sin gastar ni una gota de agua, en los parajes de El Mojón y El Carrascalejo, a los pies de la Sierra Salinas. Con esta ampliación y puesta en regadío, y las sucesivas ampliaciones que lleva realizando la empresa desde que se instaló en 2017, posiblemente supere las 200 hectáreas de regadíos intensivos perennes, multiplicando por 6 y 8 veces el consumo de agua que necesita la viña tradicional.

Nos preguntamos de dónde van a sacar tanta agua para regar todo lo que tienen instalado y lo que planean ampliar, ya que el acuífero del que se surte la finca es el Jumilla-Villena, declarado sobreexplotado desde 1987, y del que se extrae 5 veces más agua de la que se recarga”, declaraba Alejandro Ortuño, portavoz de la Plataforma.

A este respecto, desde la Plataforma lamentan que el debate político esta semana en el municipio se haya centrado en el trasvase Tajo-Segura. “Un trasvase del cual no recibimos ni una gota en el Altiplano y que, en realidad, beneficia a las grandes empresas que están expoliando nuestros acuíferos”, señalaba Ortuño, “mientras aquí siguen ampliando y preparándose para saquearnos”, concluía.


Indiferencia de las administraciones

Las tres administraciones, local, autonómica y estatal, parecen estar más pendientes de las necesidades de las grandes empresas y de su planificación, que de solucionar el grave desequilibrio provocado por las extracciones irracionales de los acuíferos. Desde las competentes en materia de agua, la CHS y la CHJ, que no ponen ni por asomo orden en las extracciones, pasando por el gobierno regional, que ni se les ocurre adecuar los cultivos a los recursos disponibles en cada territorio, terminando en el equipo de gobierno local, que el pasado miércoles (día de mercado) estuvo recogiendo firmas en la plaza del ayuntamiento en apoyo al trasvase Tajo-Segura, ocupando su servicio público en una campaña política de partido.

Marcha-protesta

Por todo ello, y ante la inacción del aparato político-administrativo y el avance imparable del agronegocio, la Plataforma convoca una marcha en vehículos el próximo 23 de mayo para exigir que se detengan de una vez por todas los regadíos intensivos y los trasvases ocultos de nuestros acuíferos hacia el levante alicantino y el sur regional.

El nuevo embalse en construcción

(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba