PP

El ayuntamiento retira la sanción a la empresa de las furgonetas del servicio de limpieza

Salguero: “No se puede consentir, y menos en estos momentos, que se haga este daño a las empresas”

El pasado mes de septiembre, la empresa Andacar, ganadora del concurso para suministrar dos furgonetas al servicio de limpieza viaria de Villena, denunció públicamente una situación de impago por parte del ayuntamiento.

Además, cuestionó las sanciones que le había impuesto el propio consistorio por diversos incumplimientos del pliego de condiciones, llegando a asegurar el teniente de alcalde y concejal responsable, Francisco Iniesta, que “si el pliego exige una motorización o unas emisiones concretas y no tienes la certeza de poder suministrar esos vehículos, a lo mejor lo correcto hubiera sido no presentarse al concurso”.

No obstante, anunciaba el portavoz del PP, Miguel Ángel Salguero, el ayuntamiento ya ha resuelto el recurso interpuesto por la empresas (lo presentó en febrero), admitiendo que los incumplimientos por los que había penalizado a la mercantil –principalmente el retraso en la entrega de los vehículos– no eran achacables a la propia empresa.

Así, explicaba Salguero, “se ha acordado estimar parcialmente el recurso y no imputar retraso alguno a la empresa, a la que únicamente se le sanciona con 50 euros por un defecto de equipamiento al faltar un extintor y un botiquín”. El retraso, añadía, “ha quedado demostrado que se debió a un cambio en la normativa europea de emisiones que obligó a todos los fabricantes a hacer ajustes en sus vehículos, por lo que cualquier otra empresa habría tenido el mismo problema”. De este modo, también se ha dado el visto bueno al pago de las facturas pendientes con la mercantil.

En conclusión, decía Salguero, “se ha retrasado durante casi un año el pago a una empresa, a la que además se han aplicado unas sanciones que finalmente se ha visto que eran injustas, y todo esto en medio de una situación durísima para cualquier pequeña o mediana empresa”.

Esto, decía el portavoz popular, “no se puede consentir. No se puede tardar tanto en resolver un recurso y mientras tanto seguir castigando a una empresa que se las ve y se las desea para salir adelante”. Esta situación, concluía, “debe ser un punto de inflexión”, criticando que “como no es su dinero, se ve que el ayuntamiento no tiene tanta prisa como las empresas por resolver estos problemas”.




[Total:6    Promedio:4.3/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba