Abandonad toda esperanza

El Doctor García y Míster Olivares

Abandonad toda esperanza, salmo 774º

Las novelas gráficas que desde hace algún tiempo vienen firmando a cuatro manos el guionista Santiago García y el dibujante Javier Olivares hacen gala de un nivel de cohesión tal que uno empieza a pensar si no será que Robert Louis Stevenson llevaba razón al afirmar por boca del personaje central de El extraño caso del Doctor Jekyll que cada persona es en realidad dos. Así lo pudimos comprobar con creces en Las meninas, la obra que les valió a sus autores el codiciado Premio Nacional de Cómic; y lo volvimos a ver en la reciente (y excepcional) La cólera, que les recomendé encarecidamente en la primera columna del presente año. Así que, visto hoy con la perspectiva que da el paso del tiempo, resulta a todas luces lógico que García y Olivares decidiesen adaptar precisamente la citada obra del autor de La isla del tesoro en un cómic que vio la luz por vez primera en 2009 pero que se ha reeditado convenientemente a comienzos de este mismo año.

Una muestra del arte de Olivares a la hora de adaptar el texto de Stevenson

El extraño caso del Doctor Jekyll y Míster Hyde, en versión de Santiago García y Javier Olivares, es una obra breve en extensión (no llega a alcanzar las treinta páginas) pero monumental en alcance y creatividad gracias a la inteligente lectura del clásico literario llevada a cabo por parte de un guionista que saca todo el partido posible al material original y a la labor de un dibujante en permanente estado de gracia. Así, el relato arranca con una pesadilla del doctor Henry Jekyll que presenta ecos del cine expresionista alemán de comienzos del siglo pasado y de otras variaciones anteriores del tema del doppelgänger (como, por ejemplo, el cuento William Wilson de Edgar Allan Poe); para, una vez hemos regresado al mundo de la vigilia, evocar el universo interior del protagonista (o, mejor dicho, los protagonistas) de forma que aparezca íntimamente conectado al espacio y la época que le ha tocado vivir. Todo ello se plasma, por supuesto, en una serie de planchas de belleza impactante y entre las que no faltan algunas construcciones simétricas de carácter especular muy apropiadas para dar forma al relato que se está contando.

El dibujante Javier Olivares y el guionista Santiago García forman un equipo creativo de resultados espectaculares

Apenas unos meses después de esta reedición ha visto la luz la nueva colaboración de este tándem creativo, que no es sino una nueva adaptación literaria. En este caso se trata de la de otro clásico de la literatura fantástica y de ciencia ficción de todos los tiempos: La guerra de los mundos; si bien esta vez estamos ante una propuesta mucho más libérrima que la anterior. De hecho, los créditos del volumen manifiestan que estamos ante un derivado inspirado y no basado en la inmortal novela de H. G. Wells. Y es que en esta ocasión García y Olivares se apartan de la fidelidad al material de partida de otras versiones, como las cinematográficas que dirigieron Byron Haskin en los años cincuenta o Steven Spielberg a comienzos de este siglo, para ofrecernos una relectura rabiosamente original de la mentada novela que convierte a los habitantes de Marte en los protagonistas del relato, así como a los terrícolas en la amenaza exterior que trata de colonizar el mundo de aquellos.

En “La guerra de los mundos”, García le ha dado la vuelta a la trama original de H. G. Wells

No es fácil dar justa cuenta de las excelencias de una obra como esta La guerra de los mundos sin revelar, dejando a un lado el punto de partida ya expuesto, más de lo estrictamente conveniente. Por ello me limitaré a señalar que, al margen de corroborar que actualmente García es -además de un traductor experimentado y un teórico valiosísimo- uno de nuestros mejores guionistas, vuelve a poner de manifiesto la brillantez de la labor artística de un Javier Olivares que aquí ejecuta un juego cromático fuera de serie; demostrando de paso que estamos ante un artista que crece a pasos agigantados con cada nuevo trabajo que ve la luz, sea este una ilustración puntual o una novela gráfica como las dos que les recomiendo hoy.

Ambos volúmenes incluyen bocetos y comentarios de los autores a modo de material extra

Para terminar, cabe destacar que las ediciones de estas dos obras a cargo de Astiberri, editorial habitual de la obra conjunta de ambos autores, están a la altura del excelso nivel del material que incluyen: el considerable tamaño del formato álbum empleado permite disfrutar del arte de Olivares como este se merece; y las últimas páginas de ambos libros están dedicadas a sendos portafolios de material extra compuestos de bocetos, ilustraciones, pruebas y comentarios de los autores que terminan por armar una oferta irresistible. Doblemente irresistible.

 

El extraño caso del Doctor Jekyll y Míster Hyde y La guerra de los mundos están editados por Astiberri.

(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba