Abandonad toda esperanza

La que se avecina

Abandonad toda esperanza, salmo 671º

Aunque no lo parezca, El Vecino siempre ha estado ahí. Pero ha tenido que llegar Netflix para recordárnoslo a todos, servidor incluido. Y es que la adaptación en imagen real del cómic homónimo -que dura hora y media más que El irlandés, pero que nadie se escandalice: la han troceado en diez capítulos de media hora para que no se note- ha contado con toda la promoción de la que disfrutan los nuevos productos de esta plataforma... y ha servido para que se reedite la obra de Santiago García y Pepo Pérez, lo cual es motivo más que suficiente para celebrar.

Nacho Vigalondo (izda.) y los principales intérpretes de la serie

Vista la primera temporada al completo, se me antoja un producto entretenido y poco más, a pesar de contar en sus guiones con el talento de Miguel Esteban y Raúl Navarro y en la dirección de los dos primeros episodios con el oficio de Nacho Vigalondo, firmante de cintas tan estupendas como Los cronocrímenes, Colossal o un film que en tono y forma me recuerda más al cómic que la serie que lo adapta: Extraterrestre. Poco se ha dicho, por cierto, que si Vigalondo dirige los dos capítulos iniciales, Víctor García León firma los tres últimos; lo que me lleva a meditar en si Santiago Alverú -el protagonista de la muy curiosa Selfie, dirigida por aquel- no habría sido un Javier / Titán más parecido al de las viñetas que el encarnado por Quim Gutiérrez... actor al que, por otro lado, no se le puede negar su vis cómica y su aparente facilidad para caer bien al respetable.

“El Vecino” se centra en el día a día de la identidad civil de un superhéroe

Como verán, y tal y como suele suceder con todas las adaptaciones, es imposible evitar las comparaciones entre la obra original y su versión audiovisual. En mi caso, si me hubiera quedado en la lectura del primer álbum titulado El Vecino, que leí con gusto cuando se publicó allá por el año 2004, la propuesta de Netflix me parecería bastante mejor de lo que me parece ahora, después de releerlo y sobre todo tras leer por vez primera -entono el mea culpa correspondiente- los dos volúmenes que llegaron después. Y es que lo que los autores de El Vecino proponen es una ambiciosa obra de largo recorrido que todavía está lejos de finalizar (anuncian la cuarta entrega para este año, y todavía quedaría pendiente la quinta y última) y donde han logrado que el lector tenga la sensación de que a pesar de que cada entrega es espléndida, lo mejor (o al menos lo más sorprendente) siempre está por venir. Además, con ella sus responsables se han propuesto investigar las posibilidades narrativas del noveno arte; no olvidemos que, además de autores, tanto guionista como dibujante son teóricos del medio: al margen de haber publicado ambos infinidad de artículos, críticas y reseñas, Santiago García es traductor de cómics y responsable del indispensable y controvertido ensayo La novela gráfica, mientras que Pepo Pérez -al que tuve el placer de conocer en persona en una de las última ediciones de Unicómic- se doctoró en Bellas Artes con una tesis sobre Frank Miller mucho antes de que la presencia del cómic en las aulas universitarias empezase a contemplarse con normalidad. Gracias a la ambición de esta pareja artística, El Vecino está muy lejos de lo que pudiera parecer a simple vista que es: una mera parodia de los cómics de superhéroes (propósito con el que empezó, por ejemplo, el Superlópez de Jan). Porque cada entrega de la serie explora un género y un formato distintos: de la comedia de situación del primer volumen al drama social del segundo, continuando en el tercero con una arriesgada propuesta más “de autor”, si se me perdona la expresión.

Santiago García y Pepo Pérez, los creadores de “El Vecino”

Todo este asunto, que resulta algo complicado de explicar, lo pueden comprobar de primera mano con facilidad, pues Astiberri -la editorial que confió ciegamente en los autores desde el principio y que lleva publicando la obra desde entonces- ha aprovechado la coyuntura y ha editado dos volúmenes complementarios: el titulado El Vecino. Origen recoge las tres entregas publicadas hasta la fecha; mientras que El Vecino. Historias recopila todas las historietas cortas que o bien vieron la luz en la extinta revista El Manglar o bien eran inéditas hasta la fecha, y en la que sus responsables expanden el universo de Titán y compañía dando cancha a personajes secundarios e incluso permitiéndose algún coqueteo con lo experimental y lo transmedia. Todo ello acompañado de gran cantidad de material extra firmado en su mayor parte por los propios autores: un “Cómo se hizo” en toda regla, y en el que se revelan los referentes que servidor fue advirtiendo, en su gran mayoría, conforme leía la “obra completa”. Pienso sobre todo en el Spiderman de Marvel (particularmente el dibujado por el gran John Romita), en la mítica Seinfeld (quizás la mejor sitcom de la historia de la televisión) y, muy especialmente, en Locas: una obra maestra incontestable de la narrativa secuencial en la que, como ocurre en El Vecino, los estilemas altamente codificados del género pasan a un segundo plano mientras Jaime Hernandez nos cuenta otras muchas cosas. Si tal y como dijo John Lennon la vida es eso que pasa mientras estamos haciendo otros planes, El Vecino parece focalizar su atención en esos otros planes para contarnos en realidad qué es, simple y llanamente, la vida.

Jaime Hernandez y “Locas” son una de las principales influencias de “El Vecino”

Dicho todo esto: quizás estoy siendo con El Vecino serie tan injusto como lo fui en su momento con el arranque de El Vecino cómic: tal vez solo tenga que esperar a ver qué se avecina -esto es, a que se estrenen una o dos temporadas más- para encontrarme con una obra tan valiente, estimulante y sorprendente como el cómic. O quizá no, porque no se puede decir precisamente que creadores tan valientes, estimulantes y sorprendentes como Santiago y Pepo proliferen... no ya en Netflix o en otras plataformas digitales, sino en cualquier otro medio.

El Vecino está disponible en Netflix España; El Vecino. Origen y El Vecino. Historias están editados por Astiberri.



[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba