Medio Ambiente

El edil de Medio Ambiente critica el funcionamiento de la planta de compostaje acelerado

Aprovechando la visita del presidente de la Generalitat a la planta de residuos de VAERSA y la presentación de la campaña de recogida de pilas, Antonio Pastor volvió a mostrar ayer sus dudas sobre el funcionamiento de la planta de compostaje de Reciclados del Mediterráneo, en cuanto a la recogida de residuos y su tratamiento.
En relación con la recogida y tratamiento de las pilas, el concejal señaló que la mala gestión de éstas lleva a que contaminen fuertemente el agua –tras su “lixiviado” (tratamiento con un disolvente)– con metales pesados como el mercurio, cadmio, etc. En relación con esto, Pastor afirmó que, si no se consolida un sistema de recogida más limpia, sobre todo de la materia orgánica, en la planta de compostaje acelerado, que está empezando a funcionar en Villena, se le quita “completamente” el sentido a esta planta. Y es que, según él, se acaba en muchos casos creando un compost que está cargado de pilas o fragmentos de éstas, que son uno de los causantes de que este compost sea rechazado y no pueda ser utilizado en muchas aplicaciones agrarias. “El PP debería preocuparse, en primer lugar, por asegurar que las líneas de recogida selectiva de materia orgánica se ponen en funcionamiento de una manera real lo antes posible y de si el compost que sale de esta planta, que ha costado casi 3.000 millones de pesetas, tiene sentido”, declaró Pastor.

Según él, no solamente hay que recoger la basura y no seguir “aumentando la montaña de vertidos –que se ha estado almacenando por la empresa Reciclados del Mediterráneo– sino preocuparse por la nueva planta de compostaje acelerado, para que esta planta sea realmente útil pública y socialmente”. Esta planta tiene un vaso nuevo impermeabilizado, que debe contener esos lixiviados. Pero por el momento, se han visto “los problemas que hemos tenido ya, en toda la zona, por la montaña que se ha creado por Reciclados del Mediterráneo que, además de olores está causando, probablemente, estos lixiviados y está detrás de las contaminaciones en el Salero Viejo, por la naturaleza geológica de estos suelos, en los que (los lixiviados) pueden disolver los yesos y hundirse”. Habiendo incluso estructuras de impermeabilización, habría que hacer verificaciones y controles para que esos lixiviados no lleguen a otras zonas y no contaminen acuíferos, que es el problema serio. Pero esos controles están por realizar y no hay tanto problema “si no hay tanto riesgo en lo que llega”. Desde esa perspectiva entendemos que es esencial que se mejore la recogida selectiva de materia orgánica en la nueva planta y que aumente, en la medida de lo posible, la recogida de pilas.

”El PP nos ha engañado diciendo que la solución era el trasvase del Ebro”
En otro orden de cosas, el edil comentó que tras la charla, el pasado martes, del presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, a Los Verdes no les queda ninguna duda que el Partido Popular, tanto a nivel local como autonómico, nos ha estado engañando al decir que el trasvase Ebro era la solución del problema del agua para Villena. Moragues, presidente de la CHJ, que es el único responsable técnico-político que tiene la capacidad de cerrar pozos, reducir concesiones y establecer las medidas de control ambiental adecuadas, afirmó que si la alternativa inicial hubiera sido el trasvase Júcar-Vinalopó desde el Azud de la Marquesa, en lugar de “las propuestas faraónicas del trasvase del Ebro”, en el Embalse de San Diego podría haber ya 9 hm3 de agua. Asimismo, confirmó la separación de la dependencia de agua de la costa sobre los acuíferos del Alto Vinalopó, porque “beberán” más de las desaladoras. Esto es algo de lo que todos tenemos que felicitarnos, es la mejor noticia desde hace mucho tiempo.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba