Teatro Chapí

El Teatro Chapí no sube precios pese a reducir su aforo un 25%

Elena Benítez: “Somos un teatro público; nuestro objetivo no es ganar dinero, sino generar cultura”

El Teatro Chapí ha presentado este martes su programación para la temporada de otoño-invierno, una programación de la que damos cuenta en otra noticia y que, obviamente, viene marcada por las restricciones y medidas de seguridad adoptadas ante la pandemia de Covid-19.

Entre las principales consecuencias de dichas medidas de seguridad está la reducción de aforo del teatro, que únicamente ocupará el 75% de sus butacas, es decir, 648 de las casi 850 con que cuenta. De este modo, se podrá garantizar una distancia de al menos una butaca entre todos los grupos (de un máximo de 4 personas) que acudan a cada una de las representaciones programadas.

Además, la entrada y salida al teatro será escalonada para evitar aglomeraciones, se habilitarán dispensadores de gel hidroalcohólico en todo el recinto, se están cambiando los filtros del sistema de ventilación, el suelo estará marcado, etc. “Seremos, como el resto de actividades culturales, un espacio totalmente seguro”, subrayaba Paco Flor, director del teatro.

Los mismos precios de siempre

La reducción del aforo y la consecuente menor venta de entradas podía suponer un problema, y por tanto obligar a los gestores del teatro a aumentar el precio de las mismas. Sin embargo, tanto el teatro como el ayuntamiento han apostado por “mantener los mismos precios que tenemos en los últimos años”, explicaba Flor, que subrayaba el carácter “público” del recinto y la “suerte que tenemos por contar con un ayuntamiento que apuesta por la cultura”.

Además, añadía, “somos un teatro muy grande y con la reducción del aforo nos quedamos en 648 butacas, una cantidad que ya quisieran para sí muchos teatros de las principales capitales”. De este modo, explicaba, “las compañías que funcionan a porcentaje de taquilla han echado cuentas y les siguen saliendo los números con el nuevo aforo”.

Y por otro lado, concluía, “para aquellas compañías y artistas que funcionan a caché, sabemos y asumimos que vamos a tener que asumirlos pese a una reducción de los ingresos, pero la rentabilidad económica no es nuestra prioridad”. Así, zanjaba Elena Benítez, concejal de Cultura, “somos un teatro público; nuestro objetivo no es ganar dinero, sino generar cultura y acercarla a los ciudadanos de un modo accesible”.




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba