Saber es acordarse

Fiesta pagana. Fiesta cristiana

Celebración pagana del Samhain celebrada por los Celtas. Esta celebración cerraba la época de la cosechas y acababa con la fiesta de los muertos y el inicio del año nuevo Celta. En la actualidad se celebra con el nombre de Halloween, nombre que proviene de la frase All Hallows Eve, cuya traducción es “Víspera de Todos los Santos”. Simbolizada en una calabaza por los irlandeses cuando llegaron a Estados Unidos al no poder utilizar cráneos de sus antepasados, que se decía utilizaban las brujas o los celtas, adornando con velas entre las cuencas de los ojos y la nariz. A partir de 1970 empieza a exportarse a otros países esta fiesta debido al enorme despliegue comercial y la publicidad en el cine.
Celebración cristiana con tradición milenaria. Hace 1.266 años que se instauró esta tradición, “Fiesta de Todos los Santos”, por el Papa Gregorio III, en respuesta a la fiesta pagana del Samhain. Es el día para recordar, ese día honramos a nuestros difuntos llenando de colorido los cementerios. Se simboliza en visitar, en limpiar ese trozo de tierra, de nicho, dónde se encuentran nuestros seres queridos, en adornar con flores donde dejamos nuestro recuerdo, nuestras plegarias por aquellos que ya no están entre nosotros.

Existen tradiciones culinarias en muchas poblaciones para este día. “Buñuelos de viento”, que según la tradición cuando te comes un buñuelo sacas un alma del purgatorio. O como en Galicia, que se hacen unas empanadas para comerlas en los cementerios. Los huesos de santo, que son dulces de azúcar y huevo que fingen el canibalismo sacro. Son en definitiva tradiciones que a lo largo de los años se han mantenido, tradiciones milenarias con un sentido común, el de recordar a nuestros antepasados, unos de una forma y otros de otra, que con el tiempo han ido evolucionando y a las que se han ido añadiendo otras connotaciones tanto lúdicas como religiosas o culinarias

Para otros muchos, para mí, este día es uno más para recordar a esos hijos, padres, hermanos que nos han dejado, es otro día que pasa en el calendario y que hace que se vaya aliviando el dolor y la pena que sentimos por sus pérdidas.

Yo prefiero que esas rosas blancas presidan hoy la mesa dónde se encuentran tus recuerdos, y esa blanca luz que tenemos encendida desde que marchaste de viaje, para que tengas una referencia y te ayude a encontrar todo lo que buscas, para que te sientas bien cuando pienses en nosotros, para que hagas tantos amigos como aquí en Villena tenías, en resumidas cuentas, para que estés siempre en nuestros corazones.

Yo prefiero quedarme con las conversaciones que hemos tenido a lo largo de la vida, me quedo con tu sonrisa, me quedo con tu alegría de vivir y con lo que a todos nos has enseñado antes de iniciar este viaje, de recordar cómo eras y de la bondad que tenías en tu corazón.

Yo prefiero sentir tu presencia, que tu energía llegue a las personas que querías, a tu familia, a tus amigos, que tu luz inunde muchos corazones, que intentes inculcar a mucha gente tu carpe diem.

Yo prefiero creer ahora que estás tan lejos y lo ves desde una posición diferente, podrás entender mi forma de actuar al igual que yo ahora entiendo tu forma de vivir. Qué lástima que hayas tenido que irte de viaje para poder entenderla, pero así es la vida, cuando uno no está y se le echa de menos es cuando realmente empezamos a valorar todas esas virtudes que estando juntos no hemos valorado anteriormente.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba