Viéndolas pasar

Homenaje al Político

¡Ya está bien de criticar a los políticos! Propongo hacer una reflexión entre todos para, también entre todos, intentar que no haya razón alguna que provoque titulares de prensa como los que pudimos leer en días pasados acerca del Pleno Municipal de octubre.
¿Quiénes son los políticos? Desde mi punto de vista, personas con iniciativa, valientes y con ganas de trabajar para su ciudad. Otros muchos ciudadanos, por desgracia, piensan que estas personas están ahí, si no todas muchas de ellas, por una cuestión de intereses personales.
Sí es verdad que de un tiempo a esta parte, los políticos tienen unos perfiles más o menos comunes. Yo he identificado dos de ellos: funcionarios o personas que no están en activo o que antes de ser políticos tienen una actividad poco gratificante. He tratado de encontrar una explicación a este fenómeno y no me ha costado mucho esfuerzo hallarla. Ser político es una profesión de riesgo para el futuro profesional de cualquiera. ¿Por qué? Porque, como mucho a los cuatro años de ocupar el puesto, debes pasar un nuevo examen y el aprobado, a diferencia de lo que debería ocurrir, no siempre te lo dan aunque hayas hecho un buen trabajo. Además, se te dan casos como el del Partido Popular, que aun aprobando, puede que no te quedes con la plaza porque habrá acuerdo entre los demás para sumar sus notas y quitarte la plaza aunque sea por unas décimas, algo perfectamente legal pero que ahonda más si cabe el problema que planteo. Lo cierto es que el puesto de político en España no está suficientemente dignificado por las leyes actuales.

Considero que aquella persona que ha ostentado con honradez un cargo público como edil de un Ayuntamiento, ha dado un servicio a la Sociedad y a la Democracia, por la misma regla de tres, entiendo que no merece ser abandonada a su suerte una vez concluido su periplo por la política y abogo porque se habiliten medidas ventajosas de reinserción laboral en su favor. En interés de todos, esto puede abrir las puertas de la política a muchas más personas y ya se sabe que cuando hay mucho donde elegir es frecuente encontrar mejores valores que donde hay escasez. No es muy normal, a mi entender, que un alcalde o un concejal, no tengan derecho ni siquiera a la prestación por desempleo una vez que dejan sus carteras, cuando, por ejemplo, una persona que ha ocupado uno de los llamados puestos de confianza, aunque haya resultado ser un inútil en el desempeño de esa función, sí tiene derecho a dicha prestación social. Me parece un agravio comparativo insostenible y una injusticia inaceptable. Me une una estupenda amistad a una concejala del equipo de gobierno, sí, no se sorprendan, yo no veo enemigos en aquellos que no piensan como yo, veo una oportunidad de enriquecer mis opiniones y mi criterio dialogando con ellos, y en una ocasión estuvimos hablando de este tema; se me ocurrió la pueril idea, si estuviese en mis manos, de ponerme ante los 21 ediles de Villena exponiéndoles este punto de vista, observar sus expresiones faciales al escuchar mi exposición y dejarles debatir cuanto fuese necesario para que entre todos, hallasen el sistema más justo para dignificar su servicio a la ciudad cuando concluyan el mismo… No ha sido tan difícil encontrar un tema gracias al cual se pueda debatir de forma constructiva en pos de un consenso ¿verdad? Después de semejante experiencia, ¿no les apetecería compartir una cerveza o un agua mineral y brindar por el acuerdo alcanzado? Hombre, depende qué agua sea… ¡Ya empezamos!

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba