Salud

La Generalitat restringe los contactos domiciliarios a las unidades de convivencia

Las excepciones serán para crianza, cuidados, parejas que no conviven y personas mayores que viven solas

El Consell prepara un decreto "inminente" para limitar a las unidades de convivencia el poder juntarse en un domicilio, con excepciones para crianza, cuidados, parejas que no conviven y personas mayores que viven solas.

Así lo ha indicado la vicepresidenta portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, donde ha indicado que esta normativa se publicará en forma de decreto del president –presumiblemente esta misma tarde– y que se estaba esperando a que el Consejo Interterritorial aprobara la posibilidad de adelantar el toque de queda para publicarlo conjuntamente, aunque al no haberse aprobado, se incluirá solo esta restricción.

En cuanto a las excepciones, se ha referido, por ejemplo, al cuidado de personas mayores, el familiar que recoge a los niños del colegio, la convivencia alterna de padres y madres separados con los hijos, la acogida familiar o personas con vínculo matrimonial o de pareja que no conviven.

Asimismo, también se está estudiando que personas mayores que viven solas puedan formar parte de una "unidad de convivencia ampliada" con otro grupo de convivientes para "evitar la soledad no escogida". Según ha apuntado, irá en la línea de la que ya rige en Baleares.

“Autocontrol”

Respecto al control de esta medida, para Oltra es una cuestión de "autocontrol". "Nadie controla tampoco que no matemos al vecino. ¿Cómo se controla? No se controla. No matamos al vecino pero no porque haya un Código Penal que lo diga, sino porque el 'No matarás' es más antiguo que el Código Penal", ha puesto como ejemplo.

"Las normas nacen de la legitimidad de lo que está bien o está mal. ¿Cómo se controla, cómo se va a penalizar? Y tanto que se va a penalizar. Si nos juntamos fuera de lo que está bien en este momento, el contagio se puede descontrolar, es que alguien morirá", ha aseverado. "Lo que no sabemos es quién. ¿Cómo se va a controlar esto? Nada. El que haya contravenido la norma y se haya muerto su hermana por un contagio por tener relaciones sociales fuera de la norma tendrá tiempo toda la vida de mirar a sus sobrinos huérfanos".

Así, ha defendido que "no es cuestión de que te van a poner la multa, es que se te puede morir alguien". "La pena es la muerte, pero sin saber a quién le toca", ha agregado, al tiempo que ha argumentado: "juntarse es un peligro muy grande. ¿Habrá gente que lo incumplirá? Sí. A lo mejor tienen toda la vida para arrepentirse".

[Total:4    Promedio:4/5]
Etiquetas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba