Fiestas

La Hermandad de la Esperanza estrena marcha procesional

Como cada tarde del Domingo de Ramos desde hace dos lustros, la talla de María Santísima de la Esperanza recorrió las calles de la ciudad llevada a hombros por los devotos costaleros. Este año, la procesión fue aún más especial porque la Hermandad cumplía su décimo aniversario y para celebrarlo, desfilaba con la marcha titulada “La Esperanza esta en la calle”, elegida en el I Concurso de Composición Ciudad de Villena.
La “Procesión de las Mantillas” se ha convertido con el transcurso de los años en una muestra multitudinaria de solemnidad. Este acontecimiento posee unas particularidades que han enriquecido las celebraciones de la Semana Santa en nuestra ciudad. Desde que un grupo de personas pertenecientes a la Hermandad Rociera tomase la iniciativa, ha ido cundiendo el ejemplo y ya son varios los pasos trasladados a hombros que participan en nuestras procesiones. Sin duda, de esta manera se le otorga más vistosidad a los desfiles y esplendor a la exteriorización popular de los sentimientos religiosos representados por la imaginería. La espectacularidad con la que se pasea la imagen de la Esperanza –entre requiebros y cambios de ritmo acompasados por las notas musicales– suscita una creciente expectación por parte de los vecinos y foráneos que se dan cita en Villena durante esta tarde dominical, víspera de la Semana Santa.

A partir de las seis y media de la tarde muchos villeneros y villeneras se agolpaban en el interior de la iglesia arciprestal de Santiago para presenciar la misa cantada por el coro rociero. Mientras, la plaza estaba también abarrotada de gente que esperaba ansiosa el inicio de la Procesión, a las siete en punto. A esa hora los nazarenos de la Hermandad, a los que se incorporaban este año 6 nuevos miembros, encendían sus cirios. Los sones del himno nacional, interpretados por la Sociedad Musical Ruperto Chapí, anunciaban la salida de la talla entre aplausos. Partiendo desde Santiago, la Procesión continuaba por la calle Capitán López Tarruella y Corredera hasta las Trinitarias. Más tarde proseguía por la calle Isabel la Católica para enfilar la Puerta Almansa y regresar al punto de inicio. Tras cerca de 3 horas se completaba un recorrido que esta vez, como el pasado año, tampoco incluía la calle Mayor, intransitable para estas procesiones a causa de la estrechez ocasionada por las farolas colocadas tras su rehabilitación.

Los actos de Semana Santa continuarán mañana martes, a las 21:00 h., con los traslados a la parroquia de Santiago del paso del Calvario desde la Paz, del Cristo de la Columna desde la parroquia de San Francisco, y del Cristo de las Penas y de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús desde la iglesia de Santa María, uniéndose estas tres últimas en la Avenida de Alicante, para finalizar en la Iglesia Arciprestal. El Miércoles Santo, a la misma hora, tendrá lugar la “Procesión del Costalero”.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba