Medio Ambiente

La muerte anunciada de ‘Las Moratillas’ y la ‘Cañada de Almela’

Transformación de cultivos, furtivismo, diseminación de lodos, labrado de barbechos y dejación de funciones de la administración valenciana, factores que envenenan uno de los hábitats más singulares de Villena

El día 22 de mayo los medios de comunicación se hacían eco del Día Internacional de la Biodiversidad. Ese mismo día, miembros de la Asociación Salvatierra de Villena comprobamos que en uno de los tesoros de biodiversidad de Villena, el paraje de Moratillas-Almela, se habían vertido lodos de depuradora, se habían labrado ilegalmente cientos de hectáreas en plena época de nidificación de las aves e incluso se fue testigo de prácticas de caza no permitidas.

Un capítulo más de toda una historia de indiferencia y destrucción de uno de los pocos hábitats esteparios protegidos en la Comunidad Valenciana. Paradójicamente, la aprobación el año pasado del decreto con las “normas de gestión” de este paraje protegido ha acelerado un perverso proceso de destrucción del hábitat. La perversidad reside en que el decreto “protege el hábitat” solo normativamente, sin ofrecer un plan de dotación de recursos económicos que incentive una transformación agroecológica “asumible” para los propietarios.

El resultado parece ser que los propietarios se han propuesto acabar con los valores ambientales de la zona, y con ello el posible final de su protección; y por otro lado, que la administración valenciana ha asumido la inviabilidad del proceso de conservación y ha decidido “mirar hacia otro lado”. Así, desde la Asociación Salvatierra, llevamos un año denunciando que la transformación ilegal de cultivos en la zona acabará con el valle como hábitat de biodiversidad. Ahora, además, damos la voz de alarma ante los graves hechos ocurridos en los últimos días en la Zona de Especial Protección para las Aves (en adelante, ZEPA) Moratillas-Almela, en Villena.

El hecho de estar en plena época de reproducción y las restricciones para permitir la reproducción de las aves esteparias no han impedido que se produzcan agresiones que son totalmente incompatibles con su conservación. El 17 de mayo contemplábamos como decenas de hectáreas de barbechos donde se reproducen la ganga ibérica, la ortega y el sisón habían sido cubiertas con lodos de depuradora en la Cañada de Almelá. La aplicación de dichos lodos está prohibida por las Normas de Gestión de este espacio natural entre los meses de abril y junio, esto con el fin de evitar la destrucción de nidos y pollos de las especies que crían en el suelo. A esta actuación hay que sumar el labrado de más de 100 hectáreas de barbechos en el entorno de la Casa Matías. Los barbechos son parcelas en reposo donde crece vegetación espontánea y albergan altas densidades de nidos de calandria y terrera, además de las especies anteriormente citadas.

Por si fuera poco, el 21 de mayo en Las Moratillas, se observó a un individuo con arma de fuego acechando a las gangas ibéricas de la zona, especie catalogada como Vulnerable en el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas.

El uso de armas de largo alcance para exterminar especies protegidas en plena época de cría es de una enorme gravedad y podrían estar indicando la voluntad de ciertos sectores por acabar por la vía rápida con las últimas poblaciones de estas especies en la Comunidad Valenciana. Desde Salvatierra hemos puesto estos hechos en conocimiento de la administración y de los cuerpos de seguridad, con el fin de que se persiga a los infractores, se cumpla la ley y se respete el patrimonio ambiental de todos los ciudadanos. Como hemos señalado, los cultivos cerealistas de la zona son algunos de los paisajes más agrestes y emblemáticos de Villena, y acogen las últimas poblaciones valencianas de especies protegidas a nivel autonómico, nacional y europeo, como el sisón, el cernícalo primilla, la ganga ibérica y la ortega, además de ser áreas de dispersión de grandes rapaces como el águila real, águila perdicera y águila imperial ibérica. Cabe remarcar que la propia Consellería declaró al sisón y a la ganga ortega “En peligro de Extinción” en la Comunidad Valenciana ante las sugerencias presentadas por Salvatierra en la revisión del Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas, por lo que sería de esperar que se actuara con contundencia para proteger a dichas especies.

La destrucción de dichos enclaves ha sido constante desde que se declararon espacios naturales protegidos por la Red Natura 2000, sin que la administración aplique medidas efectivas para frenarla, con el agravante del rechazo a esa protección por parte de algunos terratenientes. Ni siquiera se ha actuado en consecuencia a pesar de estar advertido en numerosos informes técnicos o en las contínuas denuncias presentadas por parte de esta asociación. Notemos, que las personas de Villena pertenecemos a un lugar extraordinariamente valioso, uno de los municipios más biodiversos de una comunidad autónoma, ya de por sí, maravillosamente rica en hábitats y biodiversidad.



Necesitamos comprender y valorar esto, aprender a disfrutarlo, a estimarlo y a darnos cuenta de que esto conlleva la importante responsabilidad de conservarlo para el resto de personas del planeta y para las generaciones futuras. Así lo considera la Unión Europea al establecer ciertos lugares como de interés comunitario y fijar figuras de protección para ellos como Zonas Especiales de Conservación en una estrategia tejida alrededor de la Red Natura 2000. El paraje de Moratillas-Almela es uno de estos lugares (en Villena tenemos cuatro más 1), en concreto la Unión Europea lo designa como una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

Lo hace porque en este valle se pueden encontrar, como ya hemos señalado, los pocos ejemplares en Europa de unas aves que se convierten en “preciosas” al personificar ellas mismas la tragedia de su propia extinción: son la ganga ortega y el sisón. Sin embargo, no es cierto que “se extingan”, sino que quienes vivimos junto a ellas “las estamos extinguiendo”: con nuestra indiferencia, con nuestra negligencia y con el juego retorcido de intereses cortoplacistas económicos, burocráticos y políticos.

Por: Asociación Salvatierra

(Votos: 8 Promedio: 4.4)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba