Empleo

Los sindicatos convocan una huelga en el calzado tras la ruptura en la negociación del convenio

La ruptura de las negociaciones del convenio nacional entre los sindicatos CCOO y UGT, y las patronales FICE y AEC, se hizo efectiva en la reunión que el miércoles 30 de mayo se mantuvo en Madrid. Ante la falta de entendimiento, las centrales sindicales decidieron convocar a los 37.000 trabajadores del sector calzado a parar los días 20, 21, 27 y 28 de junio. La reunión de ayer entre sindicatos y patronal era la sexta desde febrero, cuando comenzaron los contactos. El convenio debía haber entrado en vigor el 1 de marzo, por lo que lleva casi tres meses de retraso, recordaron fuentes sindicales.
El desacuerdo surgió con motivo del “plus de carencia de incentivos”, una figura de escasa repercusión en las empresas de Alicante, que se aplica a trabajadores que no van a destajo o que no cobran otro incentivo. Su aplicación, sin embargo, está muy generalizada en otras zonas como Almansa. El convenio colectivo afecta a unos 37.000 trabajadores de la Comunidad Valenciana, La Rioja, Castilla-La Mancha y Baleares, pero se puede hablar de más 60.000 personas, si se tienen en cuenta los empleos en la economía sumergida.

Aunque se había llegado a un principio de acuerdo –en el incremento salarial, del 2,5% con cláusula de revisión retroactiva, en la vigencia de tres años, la aplicación de la Ley de Igualdad, la conciliación laboral y familiar o la regulación de los contratos–, todo se ha venido abajo ante la falta de acuerdo en el plus de carencia de incentivos. Los sindicatos proponen 300 euros este año, 330 en 2008 y 360 en 2009; sin embargo, la patronal establece 300 euros al año lineales y ese punto ha sido el que ha provocado la ruptura.

Generalmente las empresas del calzado trabajan a destajo o a tiempos medidos, y para compensar a los trabajadores cuando van a jornal de convenio, la patronal debía abonar un 1%, el equivalente a este plus de carencia. Pero según los sindicatos, las empresas no han cumplido con este plus y “están usando el convenio colectivo como arma arrojadiza, diciendo que hay crisis, y nosotros decimos que un convenio no hunde a un sector».

Paralización
Desde CCOO se ha asegurado que la huelga general podría paralizarse si en este periodo intermedio se acercan posturas, pero si no es así, continuarán las movilizaciones. En este sentido prevén que cuando convoquen la huelga se les llamará a un acto previo de conciliación, pero si continúa la falta de acuerdo, “habrá huelga”.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba