Ciudad

Martínez: “Las alegaciones a la supresión del paso a nivel deberían haberse presentado hace dos años”

El edil de Urbanismo resta importancia al incumplimiento del PGOU, pues “todo quedará normalizado con una modificación puntual que ya está en marcha”

Tras tener conocimiento del informe de los arquitectos Tomás Navarro y José María Martínez sobre el proyecto de supresión del paso a nivel de la calle Trinidad y la reurbanización de la calle Rosalía de Castro, del que se desprende que el proyecto aprobado por la Generalitat, y cuya obra comenzará en enero, incumple el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Villena, EPdV se ha puesto en contacto con el edil de Urbanismo, Javier Martínez.

El concejal señalaba que lo indicado por el informe es correcto, añadiendo que “es una situación bastante frecuente en lugares, como es el caso de Villena, cuyo PGOU lleva ya bastantes años en vigor”, recordando que el Plan de nuestra ciudad es de 1990. Así, explicaba, el PGOU no contempla infraestructuras que han aparecido luego, y por medio de sucesivas modificaciones puntuales han quedado normalizadas e incorporadas al Plan.

Y este es el caso del nuevo vial que, partiendo desde el Camino de San Juan, permitirá a los vehículos cruzar hacia Rosalía de Castro por un paso subterráneo. De hecho, apuntaba el edil, “se está trabajando en esa modificación puntual desde marzo y la previsión es tenerla acabada antes del comienzo de las obras”, insistiendo en que se trata de algo “muy habitual cuando una administración superior acomete algún proyecto no contemplado por unos PGOU que, como en nuestro caso, llevan ya décadas en vigor”.

Dos años de retraso

Con todo, el edil recordaba que “el proyecto ya está licitado y adjudicado, solo falta comenzar las obras”, subrayando que “el momento de presentar alegaciones ya pasó hace mucho”. Así, el proyecto definitivo “tuvo entrada en el ayuntamiento de Villena el 24 de enero de 2019, siendo aprobado por la Generalitat el 14 de diciembre de 2018”. Y antes de esa aprobación, explicaba, “es cuando tuvo lugar el preceptivo periodo de exposición pública y presentación de alegaciones”.

Por ello, apuntaba que “los estudios de arquitectura de Villena no estuvieron ágiles en su momento si lo que pretendían era modificar o lograr algún cambio en el proyecto”, mientras que por lo que al ayuntamiento respecta, “todo tuvo lugar la pasada legislatura; cuando nosotros llegamos al gobierno el proyecto ya estaba cerrado y a punto de salir a licitación”.

Por ello, abría la puerta a los gabinetes interesados en tomar parte y lanzar sus sugerencias sobre otros proyectos que están sobre la mesa en estos momentos, como la reforma de la Avenida de la Constitución, pero reiteraba que “respecto al proyecto de supresión del paso a nivel, llegamos dos años tarde”.


Paso subterráneo para peatones

El mismo argumento esgrimía el concejal de Urbanismo frente a las críticas de Navarro y Martínez al paso subterráneo para peatones que contempla el proyecto, aunque apuntaba que “quizá sea atrevido calificarlo tan mal sin ni siquiera haberlo visto terminado”.

En este sentido, y ante las críticas por su “intrincado, tortuoso y laberíntico entramado de rampas y escaleras”, el edil recordaba, tal y como lo presentó en su día la entonces edil de Urbanismo e Igualdad, Cate Hernández, que “se ha diseñado teniendo en cuenta la perspectiva de género, es decir, evitando al máximo los espacios cerrados y los rincones poco iluminados y siendo lo más abierto y diáfano posible”.




(Votos: 10 Promedio: 2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba